•  |
  •  |
  • END

La comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, aseguró que se está realizando un peritaje a las armas ocupadas la madrugada del pasado domingo a una célula del cártel de Sinaloa. Los resultados del Laboratorio de Criminalística de la Policía Nacional puedan dar una luz sobre el origen del arsenal.

“Se está haciendo el peritaje en relación con el estado técnico de las armas, la serie que tiene cada una de ellas, porque es parte de la investigación, pero no tenemos resultados todavía”, explicó Zavala, quien dijo que el trabajo policial también determinará si las armas están en buen estado técnico.

La Policía y el Ejército ocuparon 61 armas de guerra, de las cuales son 53 fusiles AK-47, cuatro fusiles M-16, un Galil, una escopeta lanzagranadas M-79, dos lanzamorteros, diez granadas de perdigón M-79, 10 tacos de TNT de 200 gramos, y 10 tacos de TNT de 400 gramos, más de 19 mil proyectiles y un total de 82 magazines de fusil AK, de Galil y de M-16.

Coordinaciones con Interpol

La jefa policial aseveró que tienen coordinaciones con la Policía Internacional, Interpol, para determinar si las armas pudieron haber sido sacadas de alguna institución policial o castrense de otro país.

El jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, general Adolfo Zepeda, informó que el armamento de guerra incautado mediante operaciones de inteligencia militar, no figura entre las armas y material explosivo registrado en el país.

La comisionada Zavala no pudo precisar las razones por las cuales no se capturó a Roberto Bedolla Corona, alias “El Ingeniero”, señalado por las autoridades policiales como el cabecilla de la agrupación criminal, a pesar de que afirmaron que éste vivió en una casa de residencial Linda Vista.

“No podría darte más elementos, sólo lo que dimos ese día de la conferencia (de prensa) y seguimos trabajando pues”, finalizó Zavala.

Claudia Téllez, de 46 años, actual inquilina de la vivienda donde supuestamente habitó “El Ingeniero”, y Argentina Sánchez, de bienes y raíces, quien se encarga de adjudicar el alquiler de la casa, negaron que la misma haya sido alquilada al mexicano señalado por las autoridades policiales.