Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Inspectores del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, visitaron la vivienda del concejal liberal de Managua, Luciano García, en donde verificaron que no había ninguna conexión ilegal del servicio de agua potable, tal como lo denunció el funcionario de la comuna el miércoles pasado.

El concejal se presentó en horas de la mañana en las oficinas del Cenidh para denunciar el “montaje” perpetrado por Enacal, como consecuencia, según él, de los constantes señalamientos de críticas que ha hecho al gobierno.

“Estoy interponiendo la denuncia como ciudadano nicaragüense que ha sido acusado sin tener un juicio justo, que ha sido maltratado, que está siendo perseguido por este gobierno”, declaró García, luego de haber sido atendido por Norwin Solano, abogado del Cenidh.

“Reto a doña Ruth Selma (Herrera), a Enacal, a que vayamos cuando ella quiera con sus ingenieros, que partamos la calle, que zanjeemos mi casa, y me demuestre si existe una conexión ilegal al tubo de Enacal”, retó por la mañana el funcionario de la comuna capitalina.

Por la tarde, miembros del Cenidh visitaron la vivienda del concejal en el reparto Motastepe, y de acuerdo con las inspecciones realizadas, se verificó que no había rastro de ninguna conexión ilegal como lo denunciaron a medios oficiales funcionarios de Enacal, según explicó Solano.

Sin embargo, el abogado del Cenidh dijo que este lunes visitarán el lugar nuevamente con expertos en fontanería para recabar la información técnica y necesaria, para, con esos datos, solicitar una entrevista a las autoridades de la Aguadora. Esto para conocer las razones por las cuales decidieron suspender el servicio del vital líquido, a pesar que se trata de un derecho humano establecido en la Ley General de Aguas (Ley 620).

El abogado recordó que el Cenidh tiene facultades para recibir ese tipo de denuncias, debido a que se trata de un derecho humano, pero, además, que esa organización fue miembro de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC.