•  |
  •  |
  • END

La Policía no descarta que el enfrentamiento a balazos entre dos grupos armados este jueves, producto del cual dos personas perdieron la vida en el municipio de Malpaisillo, de la ciudad de León, haya ocurrido debido a una mala transacción de drogas, aunque los involucrados en el hecho tengan otra versión.

“La Policía está trabajando, y en los procesos investigativos la Policía no descarta nada”, afirmó la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, quien señaló que los involucrados en el caso han mantenido otra versión.

“Ellos siguen manteniendo que iban a comprar un vehículo a Chinandega, no han variado esa afirmación, y dicen que fueron interceptados por un vehículo, y que los ocupantes del mismo abrieron fuego en contra de ellos, por lo que respondieron y de allí resultaron los muertos”, explicó Reyes.

El violento hecho ocurrió la noche del miércoles en la entrada a la comunidad Las Lomas, carretera a Malpaisillo, León, cuando tres personas a bordo del vehículo, Suzuki, gris, placas CH 11458, que se desplazaban en el sector de San Isidro, fueron interceptadas por varias personas y se produjo el intercambio de disparos.

Retenidos ahora están detenidos

Los hermanos Félix Pedro, Timoteo y Octavio Díaz Díaz, de 37, 35 y 32 años, respectivamente, originarios del municipio de Sébaco, Matagalpa, junto a Jimmy Alberto Ferri Centeno, de 46 años, quedaron detenidos por el delito de homicidio. Éstos estuvieron hasta este jueves en calidad de retenidos.

Pablo Emilio Talavera Aráuz, de 53 años, originario, del barrio El Rosario, de Estelí, fue reconocido como una de las personas que murió, mientras el otro hombre que perdió la vida aún continúa sin ser reconocido.

Sólo uno huyó

Aunque en un inicio de las investigaciones se conoció que dos personas involucradas en el tiroteo había desaparecido, la jefa policial aclaró que sólo hay una persona que huyó y está siendo buscada.

“Hay un desaparecido de nombre Lázaro Flores, quien venía en el vehículo junto a los detenidos. Lo que pasa es que llegó la patrulla al lugar, y parece que como que la patrulla los dispersó. Flores ha logrado comunicarse vía telefónica con familiares”, dijo Reyes.

En la escena del crimen se logró ocupar dos vehículos, tres revólveres: dos calibre 22 y una .357, armas que están siendo investigadas por el Laboratorio de Criminalística para determinar si son las utilizadas en el incidente.