•  |
  •  |
  • END

El vicepresidente Jaime Morales Carazo salió en defensa del chofer escolta de su esposa, el oficial de la Policía Nacional, Juan José López Rivera, a quien la Procuraduría General de la República acusó esta semana de Uso de falso documento en perjuicio del Estado de Nicaragua.

López Rivera fue acusado junto a Yasin Andel Salam Abbas Gad, de nacionalidad Egipcia, quienes supuestamente utilizaron documentos, sellos y firmas falsificadas para conseguir la residencia del extranjero en Nicaragua.

Morales dio a conocer su posición a través de una nota oficial, remitida por la oficina de Prensa de la Vicepresidencia de la República, donde Morales Carazo dice que no tiene ninguna duda sobre la profesionalidad del oficial López Rivera ni de su lealtad.

En la misiva se lee que resulta paradójico que el oficial López Rivera sea investigado, siendo él quien denunció el caso de la falsificación, sin embargo, una fuente judicial asegura que quien denunció el caso fue Danilo Gómez Rocha, asesor legal de la Dirección General de Migración y Extranjería.

“Llama también la atención el que no se haga mención de Bianca Frech Tellería, coludida claramente con el egipcio (Yasin Abdel Salam Abbas Gad). Por otra parte, la Policía Nacional, luego de más de un mes de investigación, llegó a la conclusión de que su Oficial no tuvo responsabilidad alguna, y en opinión del vicepresidente, éste fue objeto de manipulación y falso involucramiento por el egipcio y por su compañera, señala la nota oficial.

Mientras tanto, la acusación autónoma de la PGR narra que el acusado López, sabiendo que el egipcio necesitaba legalizar su situación migratoria en el país, se valió de su cargo como chofer escolta de Amparo de Morales, y de la relación de amistad que tenía Bianca Frech, pareja del acusado Andel, para obtener un beneficio económico a cambio de su ayuda.

Para cometer el ilícito, López entregó cinco cartas y una constancia supuestamente firmadas y selladas por el Vicepresidente de la República, Jaime Morales, y por la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, a sabiendas de que habían sido elaboradas mediante el método de fotomecánica a color (scanner), con las que el otro acusado tramitaría su residencia en el país.

En su oportunidad, END publicó una nota oficial cuando se denunció el caso de la falsificación de la firma del vicemandatario sobre una supuesta carta dirigida a la ministra Ana Isabel Morales, abogando por la nacionalidad del egipcio que se encuentra ilegalmente en Nicaragua.

La acusación fue presentada por la Procuraduría General de la República (PGR), en el Juzgado Quinto Local Penal de Managua, y seguirá su curso.

Otras acusaciones

Junto a esta acusación, la PGR presentó dos acusaciones más por Uso de falso documento en los Juzgados de Managua, y adelantó que en las próximas semanas interpondrá unas 20 causas más por delitos menores.

Las otras personas acusadas esta semana fueron Juan Carlos Cáceres y Ramón Narváez, quienes, supuestamente, falsificaron una carta de no objeción de la PGR para luego extenderla a otros socios y legalizar la propiedad ubicada en la carretera a Tipitapa, a la Plywood, tierras del Timal.

Mientras que el tercer caso imputa a Carlos Alberto Alemán López y a Ángela Esther Carazo Mercado por falsificar una constancia catastral a favor del acusado Alemán, por un valor catastral de 60 millones de córdobas, de una propiedad ubicada en residencial Las Colinas.

Según el doctor César Guevara Rodríguez, Procurador Nacional Penal, estas nuevas acusaciones directas se están haciendo en el marco de lucha contra la corrupción, aunque sea de menor escala. Además, las nuevas acusaciones se harán en diferentes departamentos del país, producto del fortalecimiento de la estructura de la PGR, donde este año se abrieron 27 procuradurías departamentales.

“Estas nuevas procuradurías departamentales han fortalecido el trabajo de la PGR, porque son enlaces y colaboran con la investigación de los hechos, descongestionando el trabajo en la sede central, donde antes se tenía que mover gente a los otros departamentos para realizar la labor de campo”, expresó el procurador nacional penal.