•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El gobierno de Nicaragua, solidario con el depuesto Manuel Zelaya, cerró hoy sus aduanas con Honduras, en víspera de las elecciones hondureñas, informaron fuentes policiales, hecho del cual el gobierno de facto responsabilizó al presidente venezolano Hugo Chávez.

"Las aduanas con el hermano país de Nicaragua se han cerrado ya desde las seis de la mañana. Se trata de las aduanas de El Espino, Guasaule y Las Manos", informó a la estación local HRN el portavoz policial Orlin Cerrato. Añadió que al mediodía se cerrará la aduana de El Poy, en el departamento de Ocotepeque, 600 km al noroeste, en la frontera con El Salvador.

El presidente hondureño de facto Roberto Micheletti responsabilizó del cierre de la aduanas al mandadatario de Venezuela, Hugo Chávez, con el propósito de "boicotear del derecho que tenemos los hondureños a ser libres". Micheletti aseguró que el cierre de las fronteras se debe a una alianza del presidente de Nicaragua Daniel Ortega con Chávez, quienes formaban con el depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya y otros mandatarios la izquierdista Alternativa Bolivariana de las Américas, ALBA. "Todo esto es a través de Ortega o a través de cualquier otro mandatario de los países de América del Sur que está bajo su égida", precisó el presidente de facto.

Micheletti predijo que el gobierno que asuma el 27 de enero del 2010, como resultado de las elecciones hondureñas de mañana, seguirá siendo sometido a la presiones de Chávez, quien ha estado respaldando a Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre pasado. "Vamos a llevar a un nuevo presidente, pero tenemos que apoyarlo porque van a haber influencias enormes tratando de boicotear el proceso y boicotear precisamente el nuevo mandato presidencial", señaló Micheletti, quien asumió el 28 de junio tras el derrocamiento de Zelaya mediante un golpe de Estado.