Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Durante los últimos tres años, los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional se han llenado la boca elogiando la capacidad administrativa del presidente del Parlamento, Santos René Núñez Téllez, alegando que se han reducido los gastos suntuarios y ha disminuido el personal supernumerario, sin embargo, hurgando en el proyecto de Presupuesto General de la República 2010, EL NUEVO DIARIO encontró que el número de empleados en el Poder Legislativo pasó de 589 en 2008, a 684 en 2009, y a 698 en 2010.

En los datos del Presupuesto, se ve claramente que los puestos de asesores en el Parlamento se han incrementado desde 2008.

Esto ha significado una mayor erogación en salarios. En 2008, el gobierno presupuestó 156 millones 141 mil 916 córdobas en sueldos de 589 empleados de la Asamblea Nacional; en 2009 esa cifra llegó a 189 millones 562 mil 286 córdobas para 684 trabajadores, y, en 2010, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público destinó 197 millones 735 mil 31 córdobas para el pago de salarios de 698 empleados del Poder Legislativo.

Las cifras corresponden al desglose en los proyectos de presupuesto de los últimos tres años, presentados por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional para su aprobación.

Cabe señalar que los cargos de dirección y los de servicios administrativos son los que registran más incrementos. Por ejemplo, en 2008, el Parlamento contaba con 124 direcciones y 207 cargos de servicios administrativos; en 2009, los cargos de dirección pasaron a 127 y los de servicios administrativos a 235; para 2010 se registra un cargo de dirección menos (126), y 239 cargos de servicios administrativos.

Las asesorías que todos quieren

Una de las categorías ocupacionales del Parlamento se denomina “cargos técnico-científicos”. Una fuente administrativa de la Asamblea Nacional confirmó que en esta categoría se incluyen los asesores, cargos que son muy codiciados. En 2008, los cargos técnico-científicos eran 174; en 2009 pasaron a 215, y en 2010 se registran 216, lo que, obviamente, hace suponer que se ha incrementado el número de asesores parlamentarios.

Servicios Generales es la categoría que menos ha “crecido”, y registra 64 empleados en 2008; 80 en 2009, y 88 en 2010.

Para 2010, los cargos de dirección representan el 48.42 por ciento del total salarial anual; los cargos técnico-científicos, el 27.29 por ciento; los cargos de servicios administrativos, el 20.03 por ciento; los de servicios generales, 3.02 por ciento; los de servicios a la producción, el 1 por ciento, y los de servicios de salud, el 0.24 por ciento del total salarial anual. Estos porcentajes se mantienen con pequeñas variaciones durante 2008 y 2009.

Poder Judicial también hace lo suyo

La Corte Suprema de Justicia, CSJ, no se queda atrás en el aumento de personal. El Poder Judicial contaba con una planilla de 4 mil 121 empleados en 2008; en 2009 pasó a 4 mil 539, y en 2010 registra 4 mil 825 trabajadores, es decir, hay un aumento de 704 empleados en dos años.

En 2008, 4 mil 121 empleados representaron 437 millones 566 mil 775 córdobas en salarios; en 2009, 4 mil 539 trabajadores significaron una erogación salarial de 474 millones 677 mil 502 córdobas; y en 2010, 4 mil 825 empleados representarán 502 millones 121 mil 574 córdobas, un poco menos de la mitad del presupuesto total que recibirá el Poder Judicial el próximo año, que es de 1 mil 243 millones 741 mil 420 córdobas.

El Poder Judicial cuenta con las mismas categorías de cargos que el Legislativo. Así, los cargos de dirección del sistema judicial eran 636 en 2008; en 2009 aumentaron a 656; y en 2010 pasaron a 671, o sea, se han creado 35 nuevas direcciones en dos años. Los puestos administrativos pasaron de 831 en 2008, a 1 mil 007 en 2009, y a 1 mil 082 en 2010, es decir, hubo un aumento de 251 cargos en dos años.

Los cargos técnicos-científicos pasaron de 1,341 en 2008, a 1,485 en 2009, y a 1,617 en 2010.

Según el presupuesto 2010, los cargos de dirección en el Poder Judicial representarán el 35.59 por ciento del total salarial anual; los cargos administrativos, el 16.18 por ciento; los cargos técnicos-científicos, el 34.65 por ciento; los cargos de servicios generales, el 10.15 por ciento; los cargos de servicios a la producción, el 0.48 por ciento, y los cargos en servicios de salud representarán el 2.96 por ciento del total salarial anual.

A diferencia de los dos poderes anteriores, la Presidencia de la República registra un descenso en la cantidad de empleados, y, por ende, en la masa salarial en los últimos dos años.

En 2008, la Presidencia contaba con una planilla de 361 empleados y una masa salarial anual de 58 millones 677 mil 35 córdobas; en 2009; la planilla se redujo a 359 trabajadores, pero al monto salarial anual subió a 58 millones 829 mil 540 córdobas; y, en 2010, el número de empleados se redujo a 241, y la masa salarial bajó a 47 millones 724 mil 939 córdobas, según el proyecto de presupuesto que será aprobado esta semana en el plenario del Parlamento
La Contraloría General de la República es el ente que menos ha crecido en término de trabajadores, pues en dos años sólo registra un aumento de 12 nuevos empleados.