•  |
  •  |
  • END

Las autoridades municipales, policiales, organizaciones civiles y productores del municipio de Nueva Guinea están aportando su granito de arena para evitar que los índices de violencia intrafamiliar y de abigeato vayan en aumento.

Las autoridades policiales manifestaron su preocupación luego de dar a conocer que 11 niñas menores de 13 años y más de 35 mujeres han sido violadas desde enero a noviembre de este año en el municipio en ese lugar. La Policía ha tomado iniciativas visibles para combatir este flagelo al instalar el pasado 24 de noviembre la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia.

El comisionado Ramón de Jesús Castillo Lira, jefa de la Policía de Nueva Guinea, aseveró que con esta instancia se dará una atención integral y personalizada a las víctimas de violencia intrafamiliar y violaciones.

Aunque afirmó que hay una disminución en la actividad delictiva en este sector, mencionó que “se están dando delitos en contra de las mujeres, sobre todo porque está de por medio la ingesta de alcohol por parte de los agresores”.

Castillo dijo que otra causa de la violencia contra las féminas se debe a que las parejas discuten y se agraden por problemas de bienes patrimoniales cuando éstas se separan.

Enfoque en agresores

La teniente Alba Luz Vargas Castillo, jefa de la Comisaría, considera que el país sufre la violencia intrafamiliar por lo que es necesario concienciar a los hombres sobre el tema para que eviten agredir a las mujeres.

“Vamos a tener charlas y conversaciones con los agresores para tratar de hacerlos comprender que cometen un error al agredir a las mujeres, esperamos que ellos estén asistiendo a las charlas”, explicó la jefa de la Comisaría, quien a título personal considera que los procesos de mediaciones entre la víctima y los victimarios debe desaparecer para lograr ejecutar hasta su término los procesos legales.

Realidad puede ser más cruel

La primer comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía, dijo que los cifras encontradas en Nueva Guinea, apenas “son subregistros enormes, es decir que la realidad es todavía más cruel que la que puede ser registrada por nuestras cifras y éste es un compromiso que tiene la Policía Nacional”.

Granera explicó que a nivel nacional del total de denuncias que recibe esta institución, más de un 30 por ciento corresponden a situaciones donde está de por medio la violencia intrafamiliar y sexual.

Miedo a perder la vaca
Los ganaderos de este lugar sienten temor a ser perjudicados por la delincuencia y perder sus vaquitas, no obstante dicen tener más confianza en la Policía y el Ejército, instituciones, que según ellos, han realizado un trabajo de vigilancia más efectivo.

La percepción de don Runer Fajardo Suárez, ganadero de Nueva Guinea, le indica que los índices de abigeato han disminuido en un 25 por ciento, pues asegura que él es muestra clara del avance en materia de seguridad, debido a que este año no se le han robado ningún animal de su ganado.

“Hace dos años perdí seis cabezas de ganado, mientras este año no he perdido ninguna.

A través de la relación que hay del Ejército, la Policía y el productor ha menguado bastante el abigeato y el trabajo de esas instituciones ha sido un 100 por ciento efectivo aquí en Nueva Guinea”, reconoció Fajardo.

El comisionado Castillo dijo que “nosotros tenemos un plan dirigido a atacar a los abigeos, hemos dado respuesta y hemos esclarecido algunos casos, se han recuperado algunos animales y podemos decir que el abigeato ha disminuido”.

Sin embargo, don Runer pide a las autoridades encargadas de velar por su seguridad que mantengan la vigilancia permanente en las fincas y comunidades más apartadas.

Ejército: “No hay bandas”

El coronel Osvaldo Rafael Barahona, jefe del quinto Comando Regional Militar del Ejército, aunque no precisó cifras, aseguró que ha disminuido el índice de delitos de abigeato en el territorio.

“Hay un accionar bastante efectivo de la Policía Nacional y nosotros en las unidades territoriales que tenemos los acompañamos a ellos para frenar fundamentalmente la actividad del abigeo y cualquier otra actividad delictiva”, aseveró Barahona.

El jefe militar descartó que en este sector haya bandas organizadas operando en contra de los ganaderos. “Lógicamente, algunos delincuentes caminan armas, pero aquí no hay bandas delincuenciales organizadas, son expresiones delincuenciales que hay en el territorio y que se activan para la realización de algunos delitos”, explicó.

Barahona aseguró que el delito de abigeato es uno de los más denunciados por los ganaderos y productores en Nueva Guinea, por lo que en coordinación con la Policía realizan patrullajes en las zonas alejadas.

“Se les recomienda a los ganaderos a que informen de cualquier presencia extraña en la finca, que mantengan constante comunicación con el Ejército y la Policía, que para eso están nuestras unidades para protegerlos y darle seguridad aquí en el campo”, finalizó.

Alcaldía propiciará más vigilancia

El Alcalde de Nueva Guinea, Denis Obando, dijo que han formado una red de productores y ganaderos asociados al Comité de Prevención Municipal al Delito con el fin de concertar planes y proyectos con las instituciones de seguridad.

El edil aseguró a EL NUEVO DIARIO que apoyará a la Policía para incrementar el número de policías voluntarios. Es por esto que por cada carta de venta efectuada por los productores la comuna transfiere dos córdobas a un fondo que está dirigido a apoyar a las diferentes instituciones encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos y de impartir justicia
“El presupuesto es variable porque está determinado por la productividad, es de suponer que este año por la crisis global disminuyó y fue un equivalente a unas 2 mil cartas de ventas, sin embargo es un presupuesto que oscila entre 250 a 300 mil córdobas por año”, manifestó Obando.

El jefe policial del lugar aseguró que este año contrataron a 26 policías voluntarios, de los cuales 18 son pagados por la Alcaldía y 8 por la institución policial. Para el próximo año la comuna dará el pago para contratar a 18 más.

Obando, en días anteriores, entregó a la Policía la guía única para el traslado de ganado considerada “muy importante para uno de los principales problemas de seguridad que tenemos en Nueva Guinea como es el abigeato”.

Granera se compromete

Para la jefa policial, quien ha visitado en cuatro ocasiones Nueva Guinea “si ha habido un cambio, si hay otra situación, no lo digo yo lo dice el Alcalde y lo dicen los productores, creo que hemos hecho un compromiso mutuo la comunidad de Nueva Guinea, sus autoridades locales con la Policía Nacional para ir construyendo de manera conjunto mejores niveles de seguridad”.

Granera se comprometió con los pobladores de ese lugar a incrementar la Policía voluntaria para que trabajen junto a los oficiales profesionales y se aumente la capacidad de respuesta. Además, indicó que hay coordinaciones con cuatro universidades para que los estudiantes se sumen a las labores de seguridad.

La jefatura de la Policía decidió dotar de una camioneta a la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia y para el 2010 entregará cinco motocicletas que, según el comisionado Castillo, serán utilizadas para brindar seguridad en las zonas donde el acceso es más complicado.