•   PEÑAS BLANCAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de mil nicaragüenses partieron este sábado a suelo costarricense para laborar durante cuatro meses en los cortes de caña de tres ingenios. Este fin de año, la cantidad de nicaragüenses que buscan una alternativa de trabajo en las zafras azucareras del vecino país es superior a la del año pasado.

De acuerdo con las estadísticas de la delegación departamental del Ministerio del Trabajo de Rivas, en noviembre de 2008 fueron más de 600 los compatriotas contratados por los ingenios, ticos.

Los nicas van protegidos por un convenio colectivo en el cual les garantizan sus derechos laborales durante el período de zafra, que inicia el 30 de noviembre y culmina a finales de abril. Los ingenios que contrataron a los trabajadores de la caña de azúcar son Taboga, Catsa y El Viejo.

Sobresalen los de Occidente

El traslado de los nicaragüenses fue garantizado por los ingenios, y entre la “masa” de trabajadores sobresalen principalmente, en cuanto a mayoría, los chinandeganos y los leoneses, seguidos de los rivenses, que ven en los ingenios ticos una mejor oferta que en los cortes de caña de Occidente y de Rivas.

En los cortes de caña también participan ciudadanos de Nandaime y de San Rafael del Sur. Uno de los que ya tienen experiencia en la zafra en los ingenios ticos es Román Abelardo Rivas, de 35 años, quien aseguró que desde hace cuatro años se traslada del municipio de Belén a la zafra del ingenio de Taboga.

De acuerdo con Rivas, en la zafra de 2008-2009 le pagaban en el ingenio un mil 750 colones por tonelada de caña cortada, y este año espera que haya un incremento que le permita regresar con un poco más de dinero a su hogar.

La falta de empleo en Nicaragua también a instado a compatriotas a aventurase por vez primera en estos cortes de caña, tal es el caso de Darwin Bermúdez, de 23 años, quien es parte de los 80 pobladores de San Rafael del Sur que se trasladaron a los cañaverales del vecino país.

Bermúdez aseguró que fue precisamente la falta de empleo lo que lo obligó a trasladarse a los cortes de caña en suelo tico, ya que afirmó que tiene que alimentar a su hija y a su cónyuge.