Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Lo que nunca ha querido hacer la Contraloría General de la República de Nicaragua, CGR, lo empezó a hacer la Contraloría de la Alianza Bolivariana de las Américas, ALBA, que llegó a Nicaragua para realizar una revisión completa en las cuentas de su filial en el país, la polémica firma ALBA de Nicaragua S.A., Albanisa, luego de que semanas atrás se conociera una millonaria estafa contra sus arcas.

El gerente general de Albanisa, el venezolano Rafael Paniagua, confirmó en una entrevista telefónica con EL NUEVO DIARIO, que los auditores del ALBA se encuentran en el país revisando las cuentas de la firma y de cada una de las empresas que trabajan bajo su alero.

La CGR de Nicaragua siempre ha puesto como escudo que Albanisa es una empresa privada en la que no pueden accionar, aun cuando Petróleos de Nicaragua, Petronic tiene el 49 por ciento de las acciones de esa firma.

Paniagua se negó a dar el monto de la estafa, pues consideró que hacerlo sería una “irresponsabilidad”, pero dejó abierta a la posibilidad de que sean más del millón 400 mil córdobas por el que acusó la Fiscalía a Leyla González, Lisette Gutiérrez y Henry Rodríguez, todos ex funcionarios del área de Contabilidad de Albanisa.

Indicó que “unos inescrupulosos” fueron los que se atrevieron a sacar dinero de las cuentas, pero que todo forma parte de un proceso “del que ni los bancos más seguros del mundo se escapan”.

Contraloría del ALBA

La verdad es que las investigaciones son procesos normales en situaciones como ésta, son controles que existen en cualquier empresa, cualquier organización, y nosotros estamos acá para controlar, supervisar y gerenciar, este tipo de organización naciente, porque no perdás de vista que el ALBA está naciendo, tiene apenas tres años, y, evidentemente, debemos tener una buena supervisión, indicó.

“Nosotros tenemos una Contraloría del ALBA, y a través de ella es que estamos trabajando y aplicando las normas de control interno, así como ocurre en cualquier empresa, como donde tú trabajas, y así lo estamos aplicando”, agregó.

Lo que estamos haciendo, expuso, es aplicar las normas para mantener la estabilidad de la organización, se trata de un asunto administrativo propio de cuando ocurren estos asuntos.

¿Cómo pudo ocurrir algo así en Albanisa?

Lo primero que puedo decirte, es que nosotros trabajamos con las Normas Internacionales de Información Financiera --NIF--, y dentro de cualquier entidad, si no se aplican los controles, los roles de supervisión, de visualización y de observación, ¡oye!, pueden suceder muchísimas cosas, y en este caso particular, simplemente, nosotros hemos detectado a tiempo, unos casos muy particulares en nuestra administración, pero ése es el trabajo que estamos haciendo, nosotros estamos trabajando, estamos controlando.

El puso el control

¿Cómo salió tanto dinero sin que lo detectaran de manera inmediata?
Yo, particularmente, te digo que en este caso, en este período en que el yo he estado (de gerente), es que se han hecho este tipo de gestiones de control, y fue por eso mismo que se detectó el caso, se manejan cifras, se está investigando y en eso estamos.

¿Cuánto es la estafa? Al final, la Fiscalía dice 1 millón 400 mil córdobas, empleados de Albanisa dicen que son varios millones --y de dólares-- más.
Mira, la información precisa no te la puedo dar porque estoy llegando el sábado (28 de noviembre) de Venezuela, entiendo que los estudios financieros se siguen haciendo.

¿Hay preocupación en Venezuela desde la perspectiva de que éste sea sólo uno de los descubrimientos sobre desfalcos?
No es preocupación. Mira, lo que pasa es que dentro de las organizaciones, cualquier cosa puede suceder, nosotros en el caso de Nicaragua, lo único que estamos haciendo es nuestro trabajo controlador, no es un caso extremo, sólo se debe depurar a la organización, porque nos hemos equivocado, pero eso es de humanos y rectificar es de sabios, y así lo estamos haciendo.

¿No hay desconfianza de Venezuela por esto?

Absolutamente, desconfianza del gobierno de Venezuela con el de Nicaragua, ¡por favor! Nosotros hasta que las cosas no se clarifiquen y orientemos nuestro trabajo como lo queremos hacer, no debe haber duda de que todo sigue como hasta hoy, normal.

¿Han iniciado un proceso de revisión financiera general en Albanisa desde Venezuela?
Nosotros tenemos una Contraloría del ALBA, y se trata de un organismo bastante serio, tanto es así que se ven los resultados (descubrimiento del desfalco), y nosotros no estamos ocultando nada, y lo que salió a la palestra salió, pero estamos haciendo un trabajo bastante claro, y es obvio que ésta es una empresa mixta, y, efectivamente, ha venido nuestro personal de finanzas, de auditoría, controladores, para mantener en orden y a raya lo que es una organización seria y no sólo a nivel nacional, sino también internacional, y hablamos no sólo de Nicaragua, sino de 18 países.

El comandante Francisco

¿Cómo está el ingeniero Francisco López? Se ha estado especulando mucho sobre su salud, después que fue internado a mediados de noviembre en el Hospital “Carlos Roberto Huembes”.
El compañero López está bien, definitivamente. Imaginate que hasta a mí me pusieron enfermo, cuando no es así.

END sólo habló de Francisco López, la primera vez cuando estalló el escándalo, y de Rodolfo Zapata la semana pasada.
Así es, y Rodolfo sigue en el hospital aún, pero el comandante Francisco está como quien dice ‘al pie del cañón’. Estamos seguros de que el camino que estamos recorriendo es el correcto, no hay problema, y en los próximos días ustedes van a ver el movimiento de tierra de la refinería El Supremo Sueño de Bolívar, el proyecto del que ustedes dudan.