•  |
  •  |
  • END

La señora Alba Luz Hernández denunció estar siendo confiscada por la Intendencia de la Propiedad, cuyas autoridades aparentemente pretenden entregar a un grupo de precaristas el terreno que ella compró hace cuatro años a la Junta Liquidadora del Banco de la Vivienda, Bavinic.

Hernández también acusó a miembros del personal de seguridad de la Intendencia de la Propiedad, de haberla la golpeado, y de haber retenido ilegalmente a su abogada cuando pedía ser atendida por la titular de esa entidad, Yara Pérez.

La odisea para Hernández comenzó el 21 de septiembre de 2008, cuando un grupo de precaristas, que supuestamente son miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, invadieron su terreno de 2 mil 880 varas cuadradas, por el cual ella pagó 80 mil dólares.

El valioso terreno ubicado en la Carretera Panamericana Norte, cerca del pase a desnivel de Portezuelo, desde entonces es ocupado por una treintena de invasores, que ahora alegan tener título de propiedad.

Luego de un proceso de poco más de un año, la Fiscalía determinó acusar en la vía penal a 33 precaristas.

PDDH parcializada

Doña Alba Luz Hernández dijo que ahora que el proceso ha comenzado, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, está torpedeando el juicio penal, presionando a la Fiscalía y al juez que conoce de la causa, para que el mismo pase al ámbito de un juez civil.

Ana Eva Torres, funcionaria de la PDDH, envió una misiva a la fiscal departamental de Managua, María del Carmen Solórzano, donde expresan que los precaristas han recibido títulos de parte de la Intendencia de la Propiedad, y que por esa razón deben permanecer en posesión de la propiedad.

Ante la afirmación de Torres, la afectada pidió ser oída por la funcionaria de la PDDH, sin embargo, su solicitud fue rechazada por la referida funcionaria, aseguró la quejosa.

“Este caso ya está cerrado y nos vemos mañana (hoy) en los Juzgados”, agregó Vanegas, quien también pidió de manera infructuosa ser atendida por el procurador Omar Cabezas.