•  |
  •  |
  • END

Aunque para algunas organizaciones de derechos humanos el nombramiento de la procuradora de la diversidad sexual no es más que proselitismo de Omar Cabezas, en busca de una reelección como Procurador de Derechos Humanos, también consideraron positivo que esta Procuraduría se mantenga y logre realizar su labor a favor de las personas con opciones sexuales diferentes, que muchas veces ven vulnerados sus derechos ciudadanos.

Bayardo Izabá, Director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, señaló que, definitivamente, el nombramiento de María Samira Montiel Sandino, Procuradora Especial de la Diversidad Sexual, es un avance en materia de derechos humanos, sin embargo, indicó que quedan en evidencia las intenciones del procurador, pues hace este acto cuando termina su período, y con éste, el período de todos los procuradores especiales nombrados por él.

Consideró que la procuradora especial de la diversidad sexual sólo estará unos días en el cargo, pero dependerá del nuevo procurador si continúa en él, si se selecciona a alguien más o, simplemente, si ese puesto desaparece.

“Por otra parte, está la necesidad de un presupuesto para que ésta funcione. Todos sabemos la mala situación en que ha estado la institución”, dijo el director del Cenidh, para quien Cabezas dejó mucho que desear en su gestión por sus influencias partidarias, el derroche de recursos, el descabezamiento de sindicatos y los despidos que siguen sin ser cancelados.

“Sexto sentido” aplaude

Arelen Centeno, especialista en temas de género y productora de la serie televisiva “Sexto Sentido”, apartando la intencionalidad del procurador Cabezas, comentó que la persona seleccionada es una de las más indicadas y comprometidas en el tema, para asumir la responsabilidad encomendada.

“Ser diferente debe respetarse”

Por su parte, el pastor general del Ministerio Apostolar, Augusto César Marenco, reconoció que a lo que actualmente se le llama “diversidad sexual” es de lo más antiguo, pero los actuales movimientos occidentales están desarrollando en su pleno derecho. “El nombramiento del procurador especial para la diversidad sexual no es nada asombroso. En fin, Dios nos creó a todos de manera libre, como una de las riquezas de la gracia de nuestro Creador. Así, todos somos diferentes en cuanto a nuestra manera de pensar, de ser, de decidir, y eso debe respetarse”.