• |
  • |
  • END

La reforma a la Ley de Equidad Fiscal “no es negociable”, advirtieron ayer los diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, alegando que la misma fue consensuada entre el gobierno y el sector privado como lo demandaban los legisladores opositores en el Parlamento.

Diputados de la bancada oficialista, entre ellos Wálmaro Gutiérrez Mercado, Presidente de la Comisión de Economía, sostuvieron que la tasa del uno por ciento de pago mínimo definitivo sobre los ingresos brutos “se queda como está”, al tiempo que desestimaron las advertencias de algunos empresarios sobre cierres, inflación o más desempleo.

Posición de Hacienda

Por su parte, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, insistió en que la propuesta de Reforma Fiscal fue discutida y acordada con el Cosep.

Ante las quejas y previsión de cierres de empresas, Guevara dijo que en otros países centroamericanos esos mismos empresarios pagan un impuesto de entre el 5 y el 7 por ciento sobre sus ingresos brutos, en alusión a que el uno por ciento que se pretende establecer en Nicaragua es un porcentaje muy inferior al resto de la región.

En tanto, el diputado liberal y vicepresidente de la Comisión Económica, Freddy Torres Montes, dijo que los legisladores del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, habían adquirido un compromiso en el sentido de que si la reforma llegaba al Parlamento con un consenso entre gobierno y empresarios, la apoyarían, y eso ya se cumplió.

“Habrá que analizar si hay inconvenientes, y si los hay, buscar la manera de corregirlos a través de mociones que podamos presentar aquí en el plenario”, expresó Torres, en alusión a las posibles inconformidades que existan en torno a la reforma que hoy se discutirá.