• |
  • |
  • END

La Policía Nacional en su continua lucha contra el narcotráfico internacional y contra el crimen organizado, la tarde de ayer en un escalonado operativo en los departamentos de Chontales, Rivas y Managua, logró la desarticulación de una célula ligada al peligroso Cártel de Lorenzana –guatemalteco--, que utilizaba como ruta de trasiego el Lago de Nicaragua.

Según la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, el cartel guatemalteco trataba de establecer sus bases en el país, y ya contaba con tres células bien organizadas, dos de las cuales ya habían sido desarticuladas en 2008.

Estaban trazando rutas

El operativo dejó como resultado la detención de 21 personas, entre ellas dos guatemaltecos identificados como Elman López Alvarado y Óscar Danilo Alvarado Serrano, principales cabecillas de las células en Nicaragua, quienes se encargaban de establecer las rutas de traslado de la droga.

Asimismo, se capturó a nueve nicaragüenses que se encuentran detenidos en Rivas, y a un costarricense. El resto de implicados están detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

Placas de dos países

Entre los vehículos ocupados se encuentran dos furgones Freightliner, con placas diferentes: en la parte delantera tienen placas hondureñas, mientras en la parte posterior las placas son guatemaltecas. Ambos estaban “canaleteados” para transportar droga.

Igualmente, se ocupó una lancha Boston Whaler, la cual era utilizada para transportar la droga a través del Lago Cocibolca. En Managua, a partir de los operativos en Chontales y en Rivas se realizaron ocho allanamientos, donde se ocuparon cuatro armas, una casa, seis vehículos modelo Sedán, tres de los cuales servían como taxis, dos camionetas y un jeep.

La comisionada Vilma Reyes indicó que el quiebre más fuerte fue en Rivas, donde en unas parcelas de terreno cercanas a la playa El Ostional encontraron enterrados 14 fajos de billetes que podrían contabilizar más de cien mil dólares.

Reyes, asimismo, hizo alusión a los operativos efectuados en meses anteriores en los sectores del empalme de Villanueva y empalme de Boaco donde se decomisó más de 12 mil dólares, el sector de Las Jagüitas, y el más reciente en Chontales, donde también se efectuó un operativo ayer. En esa ocasión los narcotraficantes llevaban escondida una buena porción de heroína en la suela de los zapatos.

Sistema sofisticado

El método que utilizaban los miembros del Cártel de Lorenzana es uno de los más sofisticados y difíciles de detectar, según Reyes. Los dos furgones decomisados tenían canaletas acopladas al tornamesa a través de un complejo sistema eléctrico, el cual después de haber acoplado la droga aseguraba el vehículo, ascendiendo suavemente la tapa y comprimiendo la droga sin romper las envolturas; para completar el proceso se colocaba una segunda tapa compuesta de un material parecido a una tela gruesa.

La comisionada reveló que las rutas que tenían los narcotraficantes eran San Carlos-Managua-Guatemala. Rivas-Managua-Guatemala y la ruta del lago.