Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

Mario José Guzmán, de 32 años, alias “Mario Flaco o Místico”, supuesto cabecilla y autor intelectual del asalto a Petronic, fue declarado culpable de cuatro delitos incluyendo el Crimen Organizado, junto a Juan Pablo Hurtado y Jimmy Alcócer, el domingo pasado. Con estas condenas, la Procuraduría General de la República y el Ministerio Público cerrarían el caso Petronic, donde se acusaron a más de ocho individuos.

Los otros delitos fueron robo con intimidación agravado, tenencia y uso de armas restringidas y uso indebido de uniformes y pertrechos de la Policía Nacional. Los hechos acusados sucedieron el 29 de mayo pasado, cuando los imputados penetraron en las instalaciones de Petronic y sustrajeron un millón 30 mil 940 córdobas que estaban destinados para el pago de la planilla de los trabajadores de la empresa.

Para cometer el atraco, primero robaron dos camionetas en las que llegaron a la empresa, intimidaron a los vigilantes, los desarmaron, los colocaron boca abajo, mientras uno de los dos grupos sustraía el dinero de la tesorería, luego todos huyeron a bordo de los automotores, y aunque hubo un intercambio de disparos en el que salió herido un atracador, eso no impidió la fuga.

Por tribunal de jurado

El caso fue conocido y juzgado por un tribunal de jurado para los delitos de robo con intimidación agravado, tenencia y uso de armas restringidas y uso indebido de uniformes y pertrechos de la Policía Nacional; mientras que el delito de crimen organizado fue juzgado por Juez Técnico.

La PGR en el debate de pena solicitó ocho años de prisión por el delito de Crimen Organizado, siete años de prisión para los delitos de robo con intimidación, agravado en concurso real con el delito de tenencia y uso de armas restringidas, y tres años de prisión para el delito uso indebido de uniformes y pertrechos de la Policía Nacional.

La lectura de sentencia fue programada para el próximo 4 de diciembre. A Guzmán o “Flaco Místico”, la Policía Nacional también le atribuyó el atraco al BDF-Jinotepe, el secuestro del estudiante universitario Walter Leonel Mendoza Roa y otros delitos perpetrados por sujetos vestidos como agentes policiales.