• SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN |
  • |
  • |
  • END

Cooperantes que han mantenido su apoyo a través de varios proyectos dirigidos a la educación, agua y saneamiento ambiental, transporte acuático, el arte, la cultura y la promoción de artesanos, expresaron su preocupación por la intervención del juez Gregorio Orozco, y por la represión policial desatada contra directivos de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname, APDS.

Precisamente cuando el vicepresidente de la APDS, Bosco Centeno, y su hijo, fueron arrestados por la Policía, que los mantuvo enchachados por espacio de tres horas el pasado domingo, los cooperantes decían “no entender lo que está pasando”.

Manuel Eugenio Romero D´Castilla, Presidente del Instituto para la Cultura, Democracia y Medio Ambiente, de Huelva, España, cuya cooperación con Solentiname data de hace siete años, estaba estupefacto y dijo: “Es lamentable y preocupante que en una país que ha sufrido mucho se dé esto. ¿Por qué detienen a gente que han sido punteros de la libertad y democracia?”

Lo que tanto han ayudado
El señor Romero D´Castilla reseñó lo que han sido siete años de cooperación, entre lo que cuenta una plan integral de desarrollo sostenible en Solentiname. La construcción y acondicionamiento de la Biblioteca “Padre Ernesto Cardenal” y el museo, ha representado una inversión de unos 100 mil dólares, asimismo, destinaron 20 mil en la rehabilitación del barco colectivo de Solentiname, unos 30 mil dólares para apoyo a las escuelas, y en estos momentos expertos de la diputación provincial de Huelva realizan estudios para el proyecto de agua y saneamiento, entre otros.

A juicio del también ex presidente del Gobierno de la provincia de Huelva, conflictos como el ocurrido en el archipiélago de Solentiname “podrían poner en peligro la cooperación, porque para nosotros es una garantía trabajar con la APDS, el padre Ernesto Cardenal y sus directivos: Bosco Centeno y la familia Guevara gozan de nuestra credibilidad y respeto”, afirmó.

La asistencia de norteamericanos

Jim Walker, un norteamericano que ha constituido la Alianza Solentiname, con seis años de mantener la cooperación, expresó que su apoyo ha sido dirigido a la educación y a la capacitación técnica de los jóvenes. Además de colaborar para el transporte de maestros y estudiantes que llegan a la escuela de la APDS desde diferentes islas, donaron las computadoras, y él mismo aporta a la enseñanza. Calcula una inversión anual de 35 mil dólares.

Jim fue uno de los que siguió a Bosco Centeno cuando iba esposado, y se atrevió a adentrarse a la lancha para acompañar a Centeno a la cárcel. “Esto es ilógico, ilógico”, decía, “para mí son más importantes los intereses de la comunidad. En vez de conflictos debe haber mayor inversión pública”, expresó.

El cooperante ha hecho eco de lo que dicen muchos solentinameños, “¿por qué un hotel es la manzana de la discordia, si ya ni los turistas vienen? Allí debería ser el Instituto para la educación de los muchachos”. Solentiname necesita “paz para su progreso y desarrollo”, concluyó.

También los solentinameños piden que resuelvan los problemas porque afectan fundamentalmente a la población. La señora Bertha Requenes, de la isla La Venada, dijo haber llegado a la promoción escolar de su nietecita. “Estamos impresionados, no esperábamos ver esto, nos ha agarrado por sorpresa, pero es muy feo, es problema familiar, pero incide en la comunidad”, expresó la señora.

Rafael Chavarría, hermano de Elvis Chavarría, uno de los Héroes y Mártires del 13 de octubre de 1977, manifestó no ver con buenos ojos ese problema que está afectando el desarrollo de Solentiname.

“Gobierno debería procurar armonía”

“Desde hace tiempo venimos viendo ese pleito, y eso es un atraso. Yo le rindo el sombrero a Esperanza Guevara, que como administradora de la APDS se ha preocupado y gestionado fondos para la educación de niños y jóvenes, también el padre Cardenal a través de sus amigos ha traído mucha ayuda, y se ve cómo Solentiname ha llegado a crecer”.

Chavarría recuerda que el local del hotel antes fue una escuela, donde se formó el semillero de la revolución, y sugiere que las partes lleguen a un entendimiento para que vuelva a ser un centro educativo.

A juicio de Chavarría ahora “el problema lo han hecho político, porque doña Nubia Arcia está cerca del Presidente y de doña Chayo, y ella tiene influencia, cualquier orden de arriba la ejecutan pasando sobre las leyes. Los Guevara para nosotros son unas personas muy queridas, y el Gobierno más que meterse en ese pleito debe buscar la armonía y el progreso de Solentiname”, recomendó.