Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

La juez sexto Distrito Penal de Juicio, Ingrid Lazo, dejó en libertad a Chéster Pérez, acusado de transporte ilegal de estupefacientes y posesión o tenencia ilegal de armas de fuego y municiones, junto a José David Sánchez y Ronny Armando Ham Velásquez, estos dos últimos de nacionalidad hondureña.

El pasado 27 de noviembre la juez procedió a la clausura anticipada de juicio, y los declaró culpables, pues los tres acusados admitieron los hechos imputados por el Ministerio Público y por la Procuraduría General de la República.

“Esta autoridad, con base en el artículo 305 numeral 2 CPP, procedió a decretar la clausura anticipada del juicio, manteniendo las medidas en que permanecieron los acusados durante el proceso (prisión preventiva); realizada la calificación definitiva de los delitos de transporte de estupefacientes y posesión ilegal, procedí al debate de pena”, reza la sentencia de la judicial.

Durante el debate de pena, la Fiscalía solicitó para Chéster Pérez seis meses de castigo por la posesión ilegal de arma de fuego y 50 días multa, mientras que por el delito de transporte solicitó seis años de cárcel.

Para los extranjeros solicitó siete años por el transporte ilegal de estupefacientes.

Las defensas solicitaron tres meses por la posesión ilegal de armas y cinco años para el delito de transporte, alegando atenuantes por la admisión de los hechos.

Cambia de opinión

El 30 de noviembre, la judicial leyó la sentencia, pero en ésta declara culpable a los tres acusados de transporte ilegal de estupefacientes, y los condena a pena mínima de cinco años de prisión.

En tanto que a Chéster Pérez lo declara no culpable del delito de tenencia o portación ilegal de armas, “porque la acusación no señala que el arma fue ocupada a Chéster”, argumentó la judicial.

En la misma sentencia ordena el cambio de medida cautelar de prisión preventiva a presentación periódica, ordenando su libertad.

El Ministerio Público y la PGR mostraron su descontento, porque consideran que si la juez hubiera declarado a Chéster no culpable del delito de tenencia ilegal de arma de fuego, no habría dado la calificación definitiva de los delitos, ni declararlos culpables de ambos delitos en la audiencia de clausura anticipada de juicio, donde los procesados de viva voz admitieron los hechos acusados.

La no culpabilidad de Chéster por la tenencia ilegal de armas de fuego le permitió optar a la libertad, ya que la pena impuesta no excede los cinco años de cárcel.

Los hechos sucedieron el 24 de septiembre de 2009 a eso de las 11: 30 de la mañana en el costado oeste del sector de las artesanías del parqueo del mercado “Roberto Huembes”, donde los acusados fueron capturados con 7 mil 444 gramos de
cocaína.