•  |
  •  |
  • END

La Policía brindó nuevos detalles de la extensa operación que permitió la captura de 18 personas, entre ellas dos guatemaltecos, la ocupación de 14 vehículos livianos, dos cabezales, 130 mil 300 dólares, 2 mil 163 gramos de cocaína, tres bienes inmuebles, un yate, tres computadoras, tres pistolas, tres escopetas y 68 cartuchos de municiones a una célula del peligroso Cártel Lorenzana, de Guatemala.

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, comisionada mayor Glenda Zavala, dijo que es difícil precisar la cantidad de drogas que estas personas pudieron haber traficado y comercializado, pero que han estado involucrados en varios hechos donde han “tumbado” (quitar la droga a otros traficantes) al menos 320 kilos de cocaína desde el año pasado a la fecha.

“Como antecedentes, tenemos algunos casos que ya están detenidos y se mueven en cantidades de 30 a 50 paquetes en los traslados que hacen”, aseveró Zavala.

Los detenidos

Los guatemaltecos detenidos fueron Elman López Alvarado y Óscar Danilo Alvarado Serrano, primos hermanos y principales cabecillas de las células en Nicaragua. También se detuvo a Óscar Evenor García Espinosa, a Elvin José Castro González, y a Edwin Mauricio Coto Morales; asimismo, a Gustavo Adrián Ballesteros, a Carlos Flores Mejía, a Óscar Danilo Luna Álvarez, y a Miguel Ángel Sánchez --éste tenía una herida de bala en uno de sus pies--, quienes están en la DAJ. El resto está en Rivas.

En Guatemala los principales dirigentes del Cártel Lorenzana son Elio Alexander Lorenzana Cordón y Wildemar Lorenzana Lima, quienes compran drogas en Centroamérica para luego traficarla a través de sus operadores.

“La Policía a través de nuestros órganos de información conoció de grupos de ciudadanos dedicados al “tumbe” de drogas contra las estructuras del crimen organizado internacional, que utilizan nuestra frontera sur para traficar drogas”, afirmó la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía.

Rutas “calientes”

La Policía señala que los detenidos acopiaban la droga en Costa Rica, donde un ciudadano de origen colombiano, de apellido Uribe traslada la carga hacia la frontera de nuestro país por los departamentos de Rivas y de Río San Juan, y en ocasiones por el Lago de Nicaragua para llevarla a Managua.

En la capital los integrantes de la célula caleteaban vehículos livianos y pesados para llevar la droga vía terrestre hacia Guatemala, utilizando personal de diferentes nacionalidades.

Inicio de la operación

La comisionada Zavala relató que en la delegación policial del municipio de Acoyapa, del departamento de Chontales, se realizó un retén policial donde se detuvo al conductor de la camioneta roja, placas M 135505, y a sus tres acompañantes.

“Al hacerse la inspección se detectó en el stop trasero izquierdo un compartimiento donde se encontraron dos paquetes de forma rectangular. También se inspeccionó en el stop trasero derecho, y se encontró otro compartimiento, pero vacío”, aseveró Zavala.

Posterior a esta acción, la Policía realizó siete allanamientos en diferentes lugares, y detuvo a los involucrados en la célula, a quienes les ocupó armas, dinero y vehículos.

Paralelamente a las investigaciones en Rivas, la Policía allanó la vivienda de Rosa Elena Sánchez Vanegas y de José Ángel Hernández, donde encontraron en uno de los dormitorios paquetes de dinero enterrados por un monto de 130 mil dólares.

La comisionada Zavala dijo que remitirán el expediente al Ministerio Público por los delitos de transporte ilegal de estupefacientes, sicotrópicos y otras sustancias controladas, crimen organizado, y por tenencia ilegal de armas de fuego y municiones, en el caso de los nueve detenidos en la capital.

En el caso de Rivas, los delitos imputados a los nueve detenidos son: lavado de dinero, crimen organizado, bienes o activos, portación o tenencia ilegal de armas de fuego, uso indebido de emblema, uniforme o pertrechos del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional.