•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega planteó una modificación a las leyes del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, para evitar que mandos de ambas instituciones pasen a retiro tal como actualmente lo establecen las normativas internas de ambas fuerzas armadas.

El mandatario realizó la propuesta la noche del jueves 3 de diciembre, en la clausura del Sexto Curso de Defensa y Seguridad Nacional que realizaron el Ejército y el Ministerio de Defensa.

En el evento participaban 56 graduandos, incluyendo diputados ante la Asamblea Nacional y militares activos; también estaba la Comandancia General y el jefe del Ejército, general Omar Halleslevens.

“Nuestro reconocimiento a los mandos del Ejército, en particular al general Omar Hallesleves, que está, él ya lo decía, culminando su período, está culminando con este Sexto Curso de Defensa y Seguridad”, dijo Ortega.

“¡Está entero…!” dice de Halleslevens

“Y el empeño que ha puesto, la dedicación… 30 años de servicio al Ejército de Nicaragua, y tenemos normas que nosotros debemos buscar cómo flexibilizar, porque la verdad es que tanto en la Policía como en el Ejército se nos retiran los cuadros enteros. Imaginen cómo vamos a decir que el general Halleslevens va jubilado… ¡Cómo vamos a decir eso! ¡Es imposible! ¡Está entero!”, expresó Ortega.

“Lo mismo nos pasa con la Policía. En otros ejércitos, ahí vemos generales de 60 años, 70 años, y están campantes ahí los generales; aquí no, tenemos unas normas que por lo nuevo de nuestro Ejército…, que tendremos que ir viendo cómo mejorar, cómo perfeccionar, para potenciar la experiencia que tienen todos ustedes acumuladas”, dijo el presidente.

Según Ortega, con la salida de los mandos de ambas instituciones, “se pierde la posibilidad que el cuadro que se retira siga aportando a la institución toda esa experiencia que ese cuadro ya tiene acumulada”, reiteró Ortega.

La propuesta del presidente se da en un contexto en el cual se discute las posibilidad de que el Inspector General del Ejército, mayor general Ramón Calderón Vindell no pase a retiro en febrero de 2010, o que asuma la dirección del Ministerio de Defensa para coordinar las actividades del cuerpo castrense.

Propuesta contradictoria

Para Javier Meléndez, analista del Instituto de Estudios y Estrategias de Políticas Públicas (Ieepp), la propuesta del mandatario es contradictoria, por cuanto Ortega maniobró para retirar a ocho comisionados bajo el mando de la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera.

En marzo de 2008, el presidente Daniel Ortega desarticuló el círculo de confianza de la primera comisionada Granera, al mandar de retiro a cinco comisionados mayores que fungían en las principales direcciones de la institución, y que desempeñaban sus cargos con gran eficacia y honestidad.

“La propuesta del presidente Ortega en realidad no aplica al Ejército, porque los militares deciden por sí mismos quiénes se quedan o quiénes se van. Ya se ha visto que cuadros como el general de brigada Adolfo Zepeda, pese a tener más de 30 años de servicios, siguen activos, entonces la propuesta de Ortega no surte efecto”, dijo el sociólogo.

De acuerdo con Meléndez, lo que en realidad podría provocar la propuesta de Ortega en los mandos de ambas instituciones, es inconformidad y desestímulo entre la oficialidad de menor rango, que aspira a ocupar cargos de mando en las altas estructuras de ambas instituciones.

“Una propuesta de ese tipo, lo que podría generar es la creación de cúpulas que van a frenar los ascensos de los oficiales de menor rango, y eso podría desestimular el cumplimiento de los aspirantes a mandos”, observó el analista del citado ONG.

A criterio del analista, lo peligroso que encierra la propuesta del presidente Ortega es la posibilidad de que se flexibilice la normativa de ascensos y retiros, para colocar fichas afines a su partido en cargos militares y policiales de alto nivel, por tiempo indefinido.