Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

En Ciencias Penitenciarias y Derechos Humanos, se graduaron funcionarios del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, y quienes se especializaron en los aspectos legales, los derechos y deberes de los privados de libertad, con lo que se espera un mejor trato que ayude a compensar las enormes limitaciones en condiciones de infraestructura y alimenticias.

María Auxiliadora Urbina, Procuradora Especial de las Personas Privadas de Libertad, de la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, indicó que recibirán un título por el curso de posgrado 43 funcionarios del SPN y 10 de la sociedad civil, voluntarios, y de la misma PDDH.

“Se ha trabajado a través de la PDDH cubriendo a las cárceles de Nicaragua, con los diplomados en derechos humanos para facilitadores de 644 privados de libertad a nivel interno, con el Plan de Inducción en Derechos Humanos a los funcionarios de nuevo ingreso, y con el fortalecimiento a los funcionarios que estaban en desempeño”, expresó.

Mentes frescas sobre los derechos

Señaló que la especialización deja un funcionario mejor formado, con la mente refrescada sobre lo que son los derechos, realizarán mejor desempeño, además, que es la oportunidad para que muchos continúen especializaciones o maestrías. Todos son profesionales que se han formado con su propia iniciativa en abogacía, psicología y como sociólogos.

Por otra parte, consideró que el tema de las demandas de la población carcelaria se mantendrá mientras el SPN carezca del presupuesto adecuado para brindar una mejor atención, no cuente con infraestructura para responderle al privado de libertad, no haya una justicia oportuna ni justicia por parte de los jueces.

Primer esfuerzo a nivel centroamericano

Sergio Bonilla, Rector de la Univalle, comentó que éste es el primer esfuerzo a nivel nacional y a nivel de Centroamérica para formar de manera especializada a los funcionarios del SPN, lo cual constituye un hito en la región.

Monseñor Luis Amado Peña, Vicario de las Cárceles de la Arquidiócesis de Managua, señaló que esto es un avance: darles una especialización en derechos humanos tanto a los privados de libertad como a los funcionarios, sin embargo, “estos derechos no son sólo para conocerlos y saberlos, sino para ponerlos en práctica”.

“No cerramos los ojos a los problemas que hay ahí, pero no se resuelven con violencia, sino a través del diálogo, haciendo conciencia, y mejor ahora que hay personal con un posgrado en esto. En el caso de la alimentación, el SPN tiene un fondo de diez córdobas con cincuenta centavos para los tres tiempos de comida de cada interno. Ahí son las familias las que ayudan y compensan la alimentación.

Ana Isabel Morales, Ministra de Gobernación, dijo que en cuanto al presupuesto hay que estar claros de que el país está afectado por la crisis económica internacional, y la demanda social es la prioridad del gobierno, no el SPN, aunque se hacen esfuerzos para sostener las condiciones básicas.

“Con los tres recortes presupuestarios tratamos de reducir lo menos posible los fondos del SPN, donde la mayor carga de gastos en las penitenciarías son los cobros por energía eléctrica, equivalentes a 10 millones de córdobas anuales”, dijo la representante del Migob.

Señaló que cada recorte de los tres reajustes presupuestarios del año, fue de casi el 20 por ciento del presupuesto, sólo en el último recorte no afectaron a los programas del SPN. “Nos dejaron casi sin el 60 por ciento de lo que originalmente nos habían designado a inicios del año. Esperemos que al menos en 2010 nos dejen y no nos toquen el último monto”, expresó la ministra, quien aseguró que en 2009 se terminó la construcción del SPN de Bluefields y la nueva cárcel de mujeres que está en proceso.