•  |
  •  |
  • END

El Consejo Nacional de Pastores Evangélicos de Nicaragua, Cnpen, emitió ayer una Carta Pastoral, donde manifiesta preocupación por la creación de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos de la Diversidad Sexual.

El reverendo Mario Espinoza, Presidente del Cnpen, expresó que “no estamos de acuerdo con la creación de esa Procuraduría, porque dará rienda suelta a lo inmoral. El homosexualismo o lesbianismo está condenado por la Biblia, es un pecado grave ante los ojos de Dios”.

Gobierno entorpece economía nacional

La carta pastoral también señala el efecto que tiene en la población nicaragüense la crisis económica mundial, al referirse a que este conflicto agudiza la percepción de los inversionistas y la cooperación internacional, ya que “el gobierno central está entorpeciendo la economía nacional”.

Según los pastores evangélicos del país, en este pueblo hay un clima de inestabilidad prevaleciente en todos y cada uno de los nicaragüenses.

“No podemos permitir que esto continúe así, somos líderes y anunciantes del reino de Dios, por lo tanto no vamos a quedarnos de brazos cruzados. Esta situación no debe dejarse pasar”, apuntó el reverendo”.

El comunicado pastoral exige al gobierno de Nicaragua que dedique tiempo y recursos en función de gobernar para todos, contribuir a la creación de un ambiente de estabilidad que incentive la inversión y que no permita el funcionamiento de la Procuraduría para los Derechos de la Diversidad Sexual.

Contra reelección de Omar Cabezas

Por otro lado, el reverendo Espinoza dijo que no están a favor ni apoyan la reelección del procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas. “No estamos de acuerdo con alguien que institucionalice el pecado”, sostuvo.

Como parte de las actividades para denunciar sus inconformidades, la próxima semana realizarán una caravana con líderes y miembros de las iglesias evangélicas del país. El recorrido será por las instalaciones de la Procuraduría de Derechos Humanos y la Asamblea Nacional.