Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Fianzas consideradas de imposible cumplimiento por los abogados defensores, impuso la jueza María Concepción Ugarte, a 33 de las 36 personas a quienes la Fiscalía imputa la presunta autoría de un hurto millonario en Acodep.

Ugarte también ordenó la prisión preventiva para Mario García Castillo, hijo de Mario García Campos, ex presidente de Acodep, a quien horas más tarde le mantuvo la misma medida cautelar impuesta al hijo al mediodía.

Los 33 acusados, además de cumplir con el pago de las fianzas, deberán permanecer bajo arresto domiciliar, y tienen prohibido salir del país, según lo establecido por la jueza Segundo Penal de Audiencia.

La única que se salvó de la “cuchilla” de la jueza Ugarte fue Nubia Aguirre, quien fue excluida del proceso judicial porque antes devolvió los cinco mil córdobas que según la Fiscalía recibió de manera ilícita de las arcas de Acodep.

La jueza Ugarte ordenó la remisión del ex presidente de Acodep, Mario García --a petición del abogado defensor de éste--, al Instituto de Medicina Legal, debido a que está sufriendo problemas de salud que podrían poner su vida en peligro.

Aunque la judicial no precisa fecha para que los acusados depositen su respectiva caución económica en una cuenta de la Corte Suprema de Justicia, varios de sus familiares consideraron que no podrán pagarlas.

¿De dónde vamos a sacar 300 mil córdobas?, se preguntaba angustiada Soraya Cortés, esposa de Dagoberto Arechavala, a quien la judicial le impuso como fianza la suma antes mencionada.