•  |
  •  |
  • END

Sepultado en el cementerio “Milagro de Dios”, ubicado en la periferia noreste de la capital, fue encontrado el cadáver de la norteamericana Viola Rebeca Archibold Rodríguez, de 67 años, quien desapareció desde el pasado domingo de su casa de habitación en la Colonia “Christian Pérez”.

Seis días después de la desaparición de Archibold, la Policía además de esclarecer el crimen, capturó a Ramón Orlando Bency Thomas y Michael Angelo Pérez. Este último fue capturado la madrugada del sábado en un hospedaje de Estelí.

Como parte de la trama del crimen de Viola Rebeca Archibold, los presuntos asesinos inventaron la historia de un accidente de tránsito donde ella supuestamente había fallecido.

Además, para lograr el acta de defunción obtuvieron un certificado de nacimiento a nombre de Juana Mercedes Dávila, nombre con el cual la sepultaron el pasado martes al mediodía.

Hasta el cierre de la presente edición la Policía, todavía no había logrado establecer la existencia o no de Juana Mercedes Dávila.

Hasta la velaron

Los acusados de haber asesinado a la señora Archibold, la velaron en la casa de Aura Rosa Jarquín, quien prestó el inmueble para ese fin.

Jarquín es prima de María Félix Raudez, conyugue de Micheal Angelo Pérez, las dos mujeres también son investigadas por la Policía, aseguró la comisionada Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

Para lograr el acta de defunción se dirigieron hacia el Centro de Salud de Villa Libertad, donde con astucia engañaron a un médico que les extendió una constancia y no un acta de defunción, por la muerte de Juana Mercedes Dávila, nombre con el que sepultaron a la señora Archibold.

Joyas y pertenencias de víctima

A Michael Angelo Pérez, capturado por la Policía en Estelí, las autoridades le encontraron varias prendas de oro de la víctima, además de su teléfono celular y varios tubos de pasta dental.

Pérez, quien era vecino y amigo de la víctima, al ser capturado aseguró que Federico Ricardo Wilson Archibold, hijo de la víctima, pagó 500 dólares para que la sepultaran, por esa razón la Policía ayer lo entrevistaba en la DAJ.

La trasladaron en su camioneta

Además de las joyas de la víctima, la Policía tiene en su poder un tubo y un palo de lampazo con el cual aparentemente fue golpeada en la cabeza Archibold hasta causarle la muerte, quien luego fue sacada en su camioneta.

Según las autoridades, el cuerpo fue trasladado en la camioneta de Viola, pero el guarda de seguridad del cementerio que por razones de seguridad rehusó a decir su nombre, expresó que el martes en horas de la tarde llegaron tres sujetos a bordo de una camioneta azul, con un ataúd rustico color café quienes ya habían dispuesto todo para sepultar el cadáver.

“Primero ellos vinieron solos y hablaron con el encargado del cementerio que estaba ese día, compraron un terreno clase C que es el más barato (400 córdobas) y le pagaron a Luis, uno de los trabajadores, para que les hiciera la sepultura, todo el procedimiento fue normal como con cualquier otro difunto” indicó el guarda.

Por su parte, Lino García, administrador del cementerio, indicó que los tres sujetos hicieron las gestiones establecidas, llevaron una constancia emitida por médicos del Centro de Salud de Villa Libertad, pero con otro nombre, no el de Viola Rebeca.

Asimismo, pagaron el impuesto, la sepultura y el terreno, y en horas de la tarde sin acompañantes, se presentaron a enterrar el cadáver y al preguntarle si querían pagar para mantenerle limpio le indicaron que la iban a enterrar rápido y que tal vez no regresarían.