Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de la República, Daniel Ortega, ordenó a los 109 alcaldes sandinistas, promover en sus concejos municipales la aprobación de una resolución de exoneración de impuestos para comerciantes, hombres y mujeres, mayores de 60 años.

El anuncio lo hizo la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, en un acto en la capital, donde se entregaron 10 mil paquetes de zinc correspondientes al “Plan Techo” que promueve el Gobierno desde hace dos meses.

La ordenanza, según lo expresado por Murillo, es, sin embargo del secretario general del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional. “Los alcaldes del poder ciudadano tienen instrucción del secretario general del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (Daniel Ortega) de promover una resolución en los concejos municipales para que se apruebe exoneración de impuestos a las comerciantes que tienen más de 65 años”.

Ortega aclara

No obstante, Ortega luego aclaró que la medida se aplicaría a comerciantes, hombres y mujeres, mayores de 60 años.

“Con esta medida estarían (los comerciantes) recibiendo un reconocimiento, alguna justicia y una especie de pensión por el trabajo que han desarrollado a lo largo de toda su vida”, dijo Murillo.

Tanto Ortega como Murillo expresaron que tienen fe en que las demás fuerzas políticas representadas en los concejos municipales apoyarán la propuesta de resolución, así como las demás 44 alcaldías.

Han orientado a las alcaldías

La primera dama también anunció que han orientado a las alcaldías sandinistas realizar un “proceso de retorno al comercio justo y al consumo solidario” que, según explicó, consiste en asistir masivamente a los mercados y pulperías nacionales.

“Para recuperar nuestra cultura, nuestra cadena tradición alimentaria, rompiendo con la dependencia de los grandes consorcios o monopolios que han excluido el derecho al trabajo a miles de pequeños y medianos agricultores, a miles de pequeños y medianos comerciantes en todo el mundo”, argumentó Murillo.

“Los mercados son centros de comunicación, nos permiten recuperar el vínculo natural entre nosotros”, agregó.