•  |
  •  |
  • END

El ambientalista Kamilo Lara consideró que la Cumbre de Copenhague, que inicia hoy en la capital de Dinamarca, no cumplirá con los objetivos esperados, pues asegura que los mandatarios ven la problemática del cambio climático como un caso político y no como lo que realmente significa.

Según Lara, todas las esperanzas y expectativas de vida de la humanidad están puestas sobre la capacidad de negociación, acuerdos y propuestas que planteen las más de 100 de delegaciones de los distintos países del planeta que se reúnen hoy en Copenhague, con un mismo asunto en común: el cambio climático.

El diálogo respecto a este tema inicia hoy en la capital de danesa, donde entre otros temas, analizarán los desastres naturales que han soportado los habitantes del planeta a causa del inminente calentamiento global.

“Ellos (los mandatarios) piensan que el cambio climático y todo lo que engloba el mismo es como un partido de fútbol, donde se enfrentan unos contra otros para ver quién sale victorioso al final y se convierte en el héroe”, criticó Lara.

“Ojalá dejen la política a un lado y tomen conciencia de la gran magnitud del cataclismo, hagan caso de la versión de los científicos expertos y llegue a un consenso”, recomendó.

Puntos críticos

Asimismo, catalogó de “optimista” uno de los principales objetivos de la cumbre, de limitar el alza de la temperatura a +2 grados centígrados, cuando según el ambientalista sólo un grado de diferencia basta para provocar un sinnúmero de desastres naturales a nivel mundial.

Además, criticó la falta de conciencia por parte de la población nicaragüense, que, según él, primero desconoce el tema en su totalidad, y por otra parte, quienes lo conocen, no se imaginan la magnitud del problema ni las consecuencias que ya se están sintiendo a nivel nacional, como la sequía en las zonas productivas y los inesperados huracanes que afectan principalmente el Caribe.

Lara recordó que “hace algunos años éramos productores de oxígeno, sin embargo, a partir de 2000 hemos pasado a ser emisores de contaminación. Incrementó la flota vehicular en el territorio nacional, y puedo decir que el 65 por ciento de autos está en mal estado, lo que eleva el nivel de contaminación”.

También señaló que los diferentes sectores --tanto públicos como privados-- no han tenido información al respecto, lo cual es negativo porque bien podrían contribuir a la protección del medio ambiente en todas las regiones del país.

Unidad centroamericana es vital

Aclaró que por sus condiciones económicas Nicaragua no tiene la posibilidad de enfrentarse sola a un inminente cambio climático. “Para esta cumbre es necesaria la unificación centroamericana, porque cada delegación representa a una república muy pequeña, generalmente empobrecida, por lo tanto es recomendable que lleven una sola propuesta y planteen una sola posición a nivel centroamericano o regional.

“A los ambientalistas y a todos aquellos que hablamos acerca del calentamiento global, incluso a los científicos, nos catalogan como amarillistas o sensacionalistas porque alarmamos a todas las personas, pero es verdad. Así como estamos vamos rumbo a un abismo, y las evidencias en el mundo entero hablan por sí solas”, concluyó Lara.