•  |
  •  |
  • END

El fin de semana, centenares de niños, adolescentes y jóvenes provenientes de zonas empobrecidas del país, celebraron la décima edición del Festival Infantil que organiza cada año el Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez, FCCN, como parte de su labor comunitaria en los distintos puntos del país.

Esta actividad forma parte de la culminación de la jornada 2009 en 23 barrios ubicados diferentes departamentos del territorio nacional. “A lo largo de este año hemos venido trabajando en la capacitación particular de los niños para hacerlos líderes, y que ellos mismos transmitan el mensaje a otros de su edad”, comunicó Glery Silva, trabajadora social.

Habla una de las líderes formadas

Una de las líderes formadas este año es la pequeña de nueve años Alison Urbina Cano, quien explicó el aprendizaje que ella adquirió en todo este período, y cómo ella ha impartido charlas sobre Infecciones de Transmisión Sexual a varios compañeritos del barrio Anexo a Villa Libertad.

“Estoy muy feliz, porque tengo un grupo de interés de fútbol, también les hablé a otros niños de mi edad sobre el VIH y el Sida, sobre el contagio y los síntomas, luego les hice una encuesta y todos me contestaron bien.

Eso me alegra, porque he aprendido mucho y pude ver los resultados”, comentó Alison.

El FCCN, tiene como misión trabajar con la niñez desprotegida del país y con sus respectivas familias. Según la trabajadora social, “este año priorizamos a los niños y niñas trabajadoras, fue bastante difícil negociar con los padres para que estos menores le dediquen más tiempo a la escuela que al trabajo. Identificamos a más de mil niños que trabajaban en recicladoras de basura y como vendedores ambulantes, sólo en Managua”.

“Nuestros estudios demostraron que los niños demandan atención en cuanto a la salud, específicamente hay que vacunarlos y desparasitarlos, así como también brindarles un verdadero acceso a la educación”, explicó Silva. Aclaró que si bien es cierto la educación es gratuita, los recursos de esta población son escasos, y muchos niños no tienen el lápiz ni el cuaderno para ir a la escuela, no tienen uniformes ni zapatos, y algunos se van sin comer.