Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Aunque este año las financieras aglutinadas en la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Micfrofinanzas, Asomif, estiman que sufrieron un decrecimiento de entre el 12 y el 15 %, los miembros de ese gremio dicen confiar en que el sector agrícola y ganadero mostrará un crecimiento el próximo año, como consecuencia de que algunos países importadores comienzan a recuperarse en su economía.

En una entrevista a EL NUEVO DIARIO, René Romero, Vicepresidente de la Junta Directiva de Asomif, dijo que la crisis económica mundial, la falta de gobernabilidad del país y la campaña del no pago, promovida por el Movimiento de Productores del Norte, fueron los elementos que se conjugaron para calificar este año como “negro”, debido al revés que provocó en las finanzas de las microfinancieras que operan en el territorio nacional.

“La economía ha decrecido durante el año, y a este efecto global de la crisis financiera sobre nuestro país se han sumado problemas de gobernabilidad, que han tenido que ver con la reducción de la cooperación multilateral por parte de Europa y de Estados Unidos, como por ejemplo, la suspensión definitiva de la Cuenta Reto del Milenio y del Grupo de Apoyo Presupuestario, y todo eso ha afectado el Presupuesto General de la República, que es importante para el país”, recordó Romero.

Inestabilidad ha afectado crédito rural

Como consecuencia de eso, Romero, quien también es gerente general de la Fundación para el Desarrollo Socioeconómico Rural, Fundeser, señala que la economía nicaragüense se ha visto afectada en materia de agroexportación, en las remesas familiares, en inversiones privadas directas, y por el desempleo, que impacta en un menor consumo, y consecuentemente en el bajón de la actividad comercial.

“De 120 millones de dólares que nosotros prometimos, que firmamos con el Ejecutivo el 25 de abril de este año, destinados a la producción agropecuaria, yo estimo que no más del 75 por ciento se pudo haber colocado, por la inestabilidad, porque también tenemos que pagar deudas, y si los clientes no pagan nosotros tampoco podemos pagar”, agregó Romero.

Comentó que, incluso, el incremento de los clientes que no pagan sus deudas se ha demostrado en las cifras del Banco Central de Nicaragua, BCN, que recoge del Sistema Financiero Nacional, donde precisa que el riesgo crediticio subió a un nueve por ciento, cuando “históricamente anduvo entre tres o cuatro por ciento”.

“Lo que más me preocupa es que si el riesgo país se mantienen como ha sido en 2009, entonces en 2010 más de 70 millones de dólares que se vencen el próximo año no estarían siendo renovados sólo para las microfinancieras afiliadas a Asomif”, agregó Romero, cuya asociación está compuesta por 19 microfinancieras, las cuales sumaban hasta 2008 una cartera de más de 246 millones de dólares.

Romero: perspectivas de 2010 no son las mejores

“Las perspectivas de 2010 no son las mejores, vamos a continuar soportando los efectos de la crisis mundial, la economía de los países desarrollados apenas comienza a recuperarse, y recordemos que lo que pase en Europa, en Estados Unidos, repercute en Nicaragua, y si esa economía empieza a recuperarse, en el país el PIB podría crecer, según cifras oficiales, entre el uno y el tres por ciento”, expresó Romero.

Recordó que economistas privados han pronosticado un decrecimiento del PIB en 2010 del 1.6 por ciento, y sólo en 2011 hablan de un crecimiento estimado en 2.5 por ciento, “es decir, que la economía no habrá podido salir de la recesión”.

No obstante, Romero dijo que Asomif está organizando una planificación objetiva, que pretende apostar a un crecimiento del 12 por ciento en el sector de las microfinancieras para 2010, con el fin de recuperar el mismo porcentaje de decrecimiento de este año; y para eso ésta apostará a apoyar al sector agrícola y ganadero.

Asomif espera relaciones cordiales con el gobierno

En cuanto a la relaciones con el gobierno, el vicepresidente de Asomif dice esperar que sean cordiales, “que nos den el espacio importante que tiene el sector de microfinanzas en la economía nacional, que nos reconozcan y faciliten la aprobación de un marco regulatorio para que fomente este sector que puede aportar al sector productivo y a la economía nicaragüenses”.

Y en relación con el Movimiento de Productores del Norte, aseveró que a partir del recién pasado noviembre ha iniciado pláticas con líderes de agrupación, principalmente de los municipios de El Rama y de Muelle de los Bueyes.

“Ellos y nosotros nos hemos dado cuenta de que necesitamos llegar a un acuerdo, lo que queremos decir es que Asomif no está dispuesta a sentarse con una mesa de negociaciones, y sí estamos sentándonos con nuestros clientes en las diferentes sucursales de nuestros país”, finalizó Romero.