•  |
  •  |
  • END

El cuerpo de Viola Rebeca Archibold Rodríguez, de 67 años, fue exhumado la tarde de ayer en el cementerio “Milagro de Dios”, ubicado en la periferia noreste de Managua, donde hijos y hermanas de ésta lograron reconocerla, a pesar de que no tenía visible el rostro, que estaba cubierto por una sábana y una cortina.

Al lugar se presentaron autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, médicos forenses del Instituto de Medicina Legal, IML, médicos del Ministerio de Salud y familiares de la fallecida, para desenterrar el cuerpo con ayuda de los trabajadores del cementerio.

Cortina y sábana

“Ella es, ella es, esa es la cortina celeste del baño que hacía falta en la casa, y esa es la sábana de la casa”, expresó conmovida Julissa Guevara Archibold, hija de la víctima, al momento que fue abierto el ataúd que contenía el cuerpo de su madre por los médicos forenses.

Archibold Rodríguez desapareció desde el pasado domingo de su casa de habitación en la Colonia “Christian Pérez”, y fue enterrada con una identidad falsa por sus victimarios en el cementerio “Milagro de Dios”.

La comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la DAJ, explicó que el cadáver sería llevado al IML para que los familiares hicieran el reconocimiento completo y continuar con las investigaciones. “Como ustedes se fijaron, no se pudo reconocer la parte del rostro por la forma en que está envuelta, pero sí vamos a hacer en el Instituto el reconocimiento por parte de los familiares”, aseveró.

Causa de muerte será determinada

El médico forense Walter Cuadra, del IML, aunque no precisó cuándo estarán listos los resultados de la autopsia que le practicarán a Archibold, aseguró que determinarán la causa de la muerte de ésta.

“Hasta que se le haga la autopsia se puede determinar de qué murió, pueden pasar meses o años de que haya sido enterrada, y puede establecerse la causa, se puede hacer con la osamenta”, explicó Cuadra.

Zavala dijo que hasta el momento la Policía estima que el móvil del crimen fue el robo. “Vamos a esperar que se haga la autopsia, porque ustedes saben que no tenemos ningún dictamen que nos diga, que nos indique exactamente con qué a la señora le dieron muerte, sí ocupamos nosotros un objeto un tubo metálico y algunos otros objetos que tienen machas hemáticas y que presumimos que haya sido a golpes”, indicó.

La Policía capturó a Orlando Bency Thomas por haber robado la camioneta de la señora, y a Michael Ángelo Pérez, considerado uno de los autores del crimen, quienes recibieron prisión preventiva por orden del juez Tercero Penal del Crimen, Enrique William Larios. Una fuente policial aseguró que Pérez usa una identidad falsa y es de origen colombiano.

“Ellos confiesan (haber cometido el crimen), además, que hay reconocimiento de que ellos enterraron el cadáver de la víctima”, afirmó la jefa policial.

“No mandé a matar a mi madre”

Una fuente policial ligada a las investigaciones aseguró que Michael Pérez, en su declaración en la DAJ, señaló a Federico Ricardo Wilson Archibold, de 42 años, hijo de la víctima, de haberles pagado 500 dólares para que sepultaran a la señora.

Wilson afirmó a EL NUEVO DIARIO que él no conoce a los detenidos, que son señalados por la Policía de haber matado a su mamá. “Ellos están queriendo desviar las investigaciones y quieren deshacerse de la culpa”, manifestó.

Albertina Archibold, hermana de la víctima, dijo que ella en ocasiones le llevaba comida a su pariente, y que ésta tenía en su poder mil dólares que utilizaría para reparar la tubería de aguas negras de su casa, joyas y muchas pertenencias de valor. Indicó que Federico discutía en ocasiones con su mamá y “era malcriado”.

“Madre e hijos siempre tienen problemas, a veces los hijos no están de acuerdo con lo que hacen las madres, y siempre tienen problemas, pero hasta ese punto (de mandar a matarla) no sabemos”, dijo Albertina.

“Yo no tenía problemas con mi mamá, discutíamos a veces como discute cualquier hijo con su madre, es decir, mi mamá era una persona muy ordenada, y si por ejemplo mis hijas desarreglaban algo, ella se enojaba, eran discusiones de ese tipo, pero yo no he mandado a hacer nada”, sostuvo Federico.

La Policía ha interrogado al hijo de la víctima, pero no ha sido retenido ni acusado por la Fiscalía. La comisionada Zavala aseveró que no descartan la posibilidad de que éste resulte involucrado en la muerte de su mamá.

“Nosotros seguimos investigando el caso, dijimos el día que dimos la conferencia que no es un caso cerrado, que seguimos nuestras investigaciones, va a depender también de lo que diga el médico forense en su dictamen, y continuamos investigando. Como policía no descartamos nada”, afirmó Zavala.

Tiene antecedentes

Autoridades policiales dijeron que Federico Wilson estuvo involucrado en un robo junto a otras personas, por lo que fue detenido por familiares de la víctima en septiembre.

El caso está en los Juzgados de Managua y el juicio se realizará el próximo tres de febrero, aseguró la abogada de Wilson, Lenina Cerna. “Mi cliente está limpio, a él lo involucraron por equivocación, porque cuando las víctimas lo capturaron no estaban seguros de si él había participado del robo”, explicó.

Un familiar de la víctima, quien prefirió omitir su nombre, dijo que tenía desconfianza de Federico, porque éste pretendía tomar las escrituras de la casa de su mamá para ponerlas en garantía para lograr su libertad condicional en la acusación por el robo.

“Esa duda surgió porque yo en un inicio sugerí esa idea de poner la casa en garantía para sustituir la medida cautelar del juez (que era prisión preventiva) y que él quedara libre, pero después, al final, el Juez le impuso una medida monetaria de cinco mil córdobas y él la pagó y quedó libre”, aseveró Cerna.

Sin embargo, una fuente policial aseguró que el trasfondo del crimen es que alguien de la familia de la señora la habría mandado a matar para quedarse con la vivienda, y prueba de ello es que hasta el momento no han aparecido las escrituras de la casa.