Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades del Instituto de Medicina Legal esperan un repunte en las demandas forenses a partir de mañana, 9 de diciembre, producto de la violencia callejera y vecinal producida los días 7 y 8 de diciembre, cuando el desborde de la gente en las avenidas capitalinas es evidente hasta en altas horas de la noche.

Un reciente estudio sobre violencia callejera y vecinal, realizado por el doctor Julio Espinoza, Subdirector del Instituto de Medicina Legal, comprobó que los casos de violencia callejera se incrementan los fines de semana, después de las reuniones sociales en que los individuos puedan participar.

Por lo tanto, este fin de semana largo, combinado con griterías y rosarios a la virgen María, es una mezcla explosiva, de la que no esperan resultados alentadores, expresó el doctor Espinoza.

“La violencia callejera se acrecienta durante las fiestas patronales, pero nos preocupa más hoy (ayer 7 de diciembre), porque hay altares por todos lados y la gente circula caminando de gritería en gritería hasta altas horas de la noche, lo que propicia la agresión”, expresó el galeno.

Preocupa Avenida Bolívar

Otra circunstancia que propicia la agresión callejera para estas fechas es que las personas salen en pandillas y caminan largas cuadras de una Purísima a otra, o bien hacen filas por mucho tiempo en lugares con poca luz, creando altas concentraciones que propician la violencia por el primer lugar en la fila o por tomar los brindis que se reparten.

“Este año nos preocupa más la Avenida Bolívar porque es el lugar donde hay mayor concentración de gente, y aunque habrá protección de la Policía Nacional, esa zona es peligrosa”, recalcó Espinoza.

Otra circunstancia que coopera con la violencia callejera durante estas fechas, es que las personas andan con los ánimos caldeados, agitados por la misma actividad, y otras por el alcohol, situación que facilita el enfrentamiento o las agresiones.

Los rosarios del 8 de diciembre son más calmos, porque, por lo general, los hacen temprano y las personas que participan en ellos son invitadas, no son tan populares como las griterías. Otra gente amanece cansada y desvelada, y opta por no salir, por lo tanto no preocupa mucho, expresó el galeno.

Respecto a las fiestas navideñas, el doctor Espinoza asegura que los dictámenes por contusiones (golpes) lesiones por arma de fuego y arma blanca no son muchas el 25 y el 26 de diciembre, porque la gente generalmente la pasa en familia, en sus casas; mientras que para el primero de enero de cada año, sí incrementan, por los accidentes de tránsito y las fiestas vecinales del 31 de diciembre.

Gritarán durante las horas más peligrosas

Según el estudio presentado la semana pasada en el Congreso de Medicina Forense, las horas cuando son más frecuentes los actos de violencia callejera están entre las 6 de la tarde (cuando inicia la Gritería) y las 12 de la noche (cuando culminan las Purísimas), por lo tanto, la gente gritaría en las horas más peligrosas, según el estudio realizado a 16 mil 65 víctimas en mil 200 expedientes remitidos al Instituto de Medicina Legal, entre 2007 y 2008.

Los distritos policiales de mayor actividad delictiva son los Distritos Seis y Tres de Managua. Los lugares donde se practica con frecuencia la violencia callejera es la vía pública, donde se da el 57.05% de los actos de violencia, seguidos por las discotecas y las paradas de buses, según el estudio.

“Este fenómeno de la violencia se ha acrecentado por las condiciones de pobreza y la desigualdad social, sumada a muchos factores económicos, políticos y culturales”, reiteró Espinoza.

Las lesiones interpersonales son los análisis más frecuentes como dictamen médico legal en Nicaragua, es decir, representan el 82% (unos 1,886 casos) de las diligencias solicitadas al Instituto de Medicina Legal.

Recomendaciones

Según la Policía Nacional, entre las medidas que deben tomarse en cuenta para evitar las agresiones callejeras durante las fiestas marianas, está: salir en grupo; vigilar que ninguno de los integrantes ingiera alcohol para evitar las alteraciones al orden; andar en lugares oscuros; no tirar caña, y cuidar a los menores a la hora de hacer largas filas para evitar accidentes de tránsito.

La comisionada Vilma Reyes también recomendó no andar prendas ni celulares, ni ningún objeto que pueda llamar la atención a los delincuentes. Está prohibido andar objeto cortopunzantes, armas de fuego y cualquier otro instrumento que pueda ser utilizado para la violencia.

La Policía Nacional estará presente las 24 horas del día en las calles de barrios del país, y lo que harán son “relevos de personal”, aseguró Reyes.