Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

Alrededor de 180 millones de córdobas es el déficit que tiene la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, debido a la falta de recuperación de cartera y el pago de la factura energética que tiene esta institución del Estado, afirmó su presidenta, Ruth Selma Herrera.

La funcionaria señaló que Enacal tiene una deuda pendiente de 200 millones de córdobas con Unión Fenosa, que equivale a tres meses de facturación. De esto, 105 millones de córdobas serán asumidos por el Gobierno Central, quedando 95 millones de córdobas, que serían dos meses de facturación, expresó Herrera.

Agregó que el déficit mensual es de 15 millones de córdobas y si toda la población pagara el consumo de agua, la deuda que actualmente tiene Enacal sería invertida en el pago de factura energética y la construcción de más pozos.

“Enacal sólo recibe fondos del Tesoro del Estado para contraparte de los proyectos de cooperación. El próximo año tendremos 30 millones de córdobas para la construcción de pozos y esperemos que en una reforma presupuestaria se nos asignen más recursos para las plantas de tratamientos servidas”, sostuvo la funcionaria.

Horas extras y aumento

Herrera también se refirió a la huelga que podrían realizar los sindicalistas de esta institución, en demanda de reajuste salarial o que se mantenga el pago de horas extras, un derecho adquirido por los trabajadores de la aguadora.

La presidenta de Enacal insistió que no pueden seguir pagando horas extras, pues “los vigilantes se quedan dormidos en los turnos de 24 horas y que además, es muy cansado para el trabajador”.

“Nosotros tenemos un presupuesto para operación que está muy tensionado, por eso estamos analizando los datos financieros, el comportamiento de los ingresos, los salarios de todos los trabajadores y recordemos que tenemos un déficit de 15 millones de córdobas al mes”, dijo Herrera.

Indicó que será hasta el miércoles que presenten una propuesta a los trabajadores de Enacal, pero hasta el momento, continúan haciendo cuentas.

Herrera espera que los trabajadores flexibilicen sus posiciones, ya que el pagar las horas extras significará la no contratación de más personal. “No podemos seguir compensando la vigilancia y las operaciones vía pago de horas extras, ya que éstas se pagan el doble”, dijo la funcionaria.

“Todos piden nivelación”

Herrera tampoco ve como una posibilidad un reajuste al salario básico para los vigilantes, ya que según el convenio colectivo de Enacal, habría una nivelación entre 12 y el 20 por ciento a los trabajadores de la aguadora en septiembre del próximo año.

“Nosotros tenemos demanda de nivelación salarial de los fontaneros, ayudantes, valvuleros, los que distribuyen factura, los cajeros, analistas contables y si aprobamos el incremento a los vigilantes, tendremos más de 30 mil trabajadores también pidiendo aumento, por eso debemos hacer números”, declaró Herrera.