•  |
  •  |
  • END

El llamado a que le envíen nicas a Canadá, que hizo el chef nicaragüense Jess Camalari a través de la edición de EL NUEVO DIARIO del pasado 21 de noviembre, se hizo una realidad, porque 10 paisanos de la ciudad de Somoto se encuentran con el cocinero en la ciudad de Prince Albert, de la provincia canadiense de Saskatchewan.

Camalaris, en declaraciones enviadas a END, dijo que los compatriotas llegaron con una coordinadora adulta, la profesora Ruth Espinoza, los que saborearon los diferentes platos nicas que sirve en su restaurante “La Gota Fría”, en la ciudad norteamericana.

Los jóvenes nicaragüenses llegaron a Canadá bajo un programa patrocinado por la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (CIDA, por sus siglas en inglés), después que nueve jóvenes canadienses y un coordinador adulto (Shayne Lazarowski) estuvieron por tres meses en Somoto.

Los canadienses estuvieron en Somoto con la finalidad de aprender el idioma español y hacer trabajos voluntarios en las comunidades somoteñas y sus alrededores, y donde hicieron amistades.

En base al programa de la agencia CIDA, los canadienses fueron emparejados con igual número de nicaragüenses y “ahora los nicas están aquí (en Prince Albert) junto con su contraparte canadiense para aprender inglés y hacer trabajos voluntarios con organizaciones como la Cruz Roja del Canadá, el Ejército de Salvación y otras instituciones.

Dice el Chef que los nicas llegaron precisamente “cuando estábamos pasando una onda de frío ártico que bajó las temperaturas a menos 45 grados celsius, o sea que los nicas ya tuvieron su bautismo en el hielo”.

Entre otras actividades que han comenzado a realizar los nicas en Prince Albert, se encuentran dos servicios religiosos, uno para darles la bienvenida y una bendición a sus actividades y otra en la Festividad a la Virgen de Guadalupe, que por primera vez se celebró en Prince Albert el pasado sábado.

En Canadá comieron nacatamales

El viernes 18 de diciembre los nicas y los jóvenes canadienses estuvieron visitando la fritanga La Gota Fría, donde departieron con Jess Camalari, su esposa Claudia y sus hijos, degustando nacatamales y Gallopinto.

Los jóvenes canadienses que le encontraron un buen sabor a la comida nica durante su estadía en Somoto, se deleitaron nuevamente comiendo Gallopinto al grado de pedir viandas llenas para llevar a sus casas de alojamiento y degustarlo en sus desayunos.

Los nicas procedentes de Somoto honraron a la familia Camalari, entramándoles la bandera de Nicaragua, que ahora se desplegó dentro del restaurante, así como algunas artesanías de Somoto. “Así que ya los Camalaris tenemos compañía en Prince Albert”, dijo el Chef al hablar para EL NUEVO DIARIO.

Los jóvenes estarán en la ciudad canadiense hasta comienzos de marzo. “Ellos nos dejaron saber que también hay otro grupo de nicaragüenses en la ciudad de Saskatoon, a 150 kolómetros al sur de Prince Albert.

Este programa de intercambio patrocinado por CIDA, será por un término de cinco años, o sea que más nicas tendrán la oportunidad de participar y de aprender inglés y de enseñar español a sus contrapartes canadienses, así como de visitar Prince Albert y la fritanga La Gota Fría.