•  |
  •  |
  • END

Maurice y Laureano Ortega Murillo, ambos hijos del presidente Daniel Ortega y de la primera dama Rosario Murillo, y Roberto Miguel Rivas Delgado, hijo del presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, viajan constantemente a Costa Rica con pasaportes diplomáticos y estudian en universidades privadas del vecino país, sin que ninguna entidad pública conozca con certeza sobre el estatus migratorio de cada uno de ellos.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica desconocen el estatus de los hermanos Ortega y de Rivas Delgado; y lo mismo ocurre en la Dirección de Migración y Extranjería, por lo que se puede afirmar que la situación por medio de la que permanecen en San José es incierta, turbia, y hasta llama la atención, frente a miles de compatriotas que no pueden darse el lujo de ingresar a este país sin antes haber pagado una visa de 20 dólares, pues si no lo hacen son devueltos por ilegales.

Los hijos del presidente Ortega viven en Costa Rica desde 2007, cuando ingresaron a estudiar en la Universidad Véritas. Mientras que Roberto Miguel, Indira y Stephanie Josephine, todos de apellido Rivas Delgado, son estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed). De Stephanie y de Josephine no se obtuvieron datos

Nota de migración lo confirma
Las mismas autoridades costarricenses, en la carta que le enviaron el pasado 4 de diciembre al embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas, en la que calificaron de “temeraria y aberrante” la petición que hizo el diplomático a la Cancillería de ese país, para que pongan un bozal al diario La Nación, al que acusan de “acosarle” a él, su familia y a los hijos del matrimonio Ortega Murillo, aseguraron no saber nada del estatutos migratorio de los jóvenes.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, se permite afirmar categóricamente que no ha divulgado ninguna información oficial sobre la presencia en Costa Rica de dos de los hijos del Excelentísimo Señor Presidente de la República de Nicaragua, y del Señor Roberto Rivas Reyes y su familia, tal como se afirma en una de las notas de comentario, así como tampoco estas supuestas informaciones se han originado de parte de la Dirección General de Migración”, dice la carta enviada al embajador Rivas el 4 de diciembre.

“La presencia de los ciudadanos nicaragüenses de quienes la Embajada informa que residen en Costa Rica (Laureano y Maurice), no ha sido notificada formalmente a este Ministerio”, añade.

“Ninguna de las personas que menciona (Maurice y Laureano Ortega Murillo, y Roberto Miguel Rivas Delgado) han hecho trámite alguno por la Dirección de Migración, porque los pasaportes diplomáticos, su uso lo regula el Ministerio de Relaciones Exteriores”, informó por su lado el titular de Migración Mario Zamora.

Por ello, Zamora indicó que no podía dar razón alguna porque “desconoce” bajo qué figura se encuentran en el país o bajo qué mecanismo legal están estudiando.

Los nexos Ortega-Rivas

A inicios de noviembre pasado, el diario La Nación demostró con documentos, que Laureano Ortega Murillo --el asesor de la agencia de inversiones ProNicaragua-- y su hermano, Maurice, viven en la costosísima casa del titular del Consejo Supremo Electoral, CSE, en San José en Villa Real, Santa Ana.

Ambos viajan a Costa Rica constantemente desde 2007, y casi siempre en vuelos comerciales. Entre enero de 2007 y octubre de este año, Maurice Ortega registra 151 viajes, y su hermano, Laureano, 162, según datos de Migración y Extranjería.

Ambos viajan con pasaporte diplomático, y al llegar a Costa Rica señalan en las boletas del landing que su dirección prevista será Santa Ana.

Documentos oficiales indican que en el caso de Laureano Facundo Ortega Murillo, nacido el 20 de noviembre de 1982, viaja con el pasaporte No A0008168, en la categoría de Diplomático, pero extrañamente, en lugar de poner como motivo de viaje “Residencia”, que fue el estatus que le dio el embajador Rivas en las cartas enviadas a la Cancillería, puso “Tránsito”, aun cuando en el mismo documento, informa que su destino final es Costa Rica.

De Maurice no hay datos específicos sobre su documento de viaje.

Los escándalos han seguido a los hermanos Rivas Reyes en Costa Rica, pues a inicios de este mes, el mismo diario La Nación reveló la introducción de tres vehículos de lujo (Mercedes Benz, BMW y Porsche), con placas CD 23-109, CD 23-110 y CD 23-112, los cuales no pagaron impuestos, y que son usados no por el embajador Harold Rivas, sino por su cuñada Ileana Delgado y por su sobrino Roberto Miguel.

El embajador Rivas, en lugar de responder a la denuncia de supuesta evasión fiscal en la introducción de tres vehículos de lujo, de los cuales dos supuestamente son de él, y otro de un funcionario de la embajada, envió dos misivas a la Cancillería, con fechas del 25 y 27 de noviembre, donde más bien se quejó, al considerar que con las publicaciones periodísticas de La Nación “se ha puesto en peligro las vidas” de los hijos del presidente Daniel Ortega.

Lo que dijo el canciller Santos

Cuando estalló el escándalo luego de las publicaciones del diario costarricense en relación conque los hijos del presidente Ortega viajan con pasaporte diplomático, el canciller nicaragüense Samuel Santos, indicó a EL NUEVO DIARIO que “los hijos del presidente tienen derecho a portar un documento diplomático, porque es una norma general internacional, que los hijos de embajadores, de funcionarios que viajan y hasta de diputados, lo hagan de esa forma, no hay nada irregular en ese sentido”.

La Convención de Viena establece que el derecho a disfrutar del estatuto diplomático, con privilegios e inmunidades plenos, no se obtiene por el solo hecho de portar un pasaporte diplomático. Para esto será necesario que el Estado que expide tal documento acredite debidamente al titular del mismo ante el Estado receptor para la ejecución de una misión (o encomienda) de carácter diplomático, señala ese acuerdo.

Esto último, según la Cancillería costarricense, no se ha dado, en lo que podría constituirse en otra violación a las normas diplomáticas de parte de Rivas y de los mismos hijos del gobernante de Nicaragua.

“El pasaporte diplomático ha sido reconocido desde su origen como el documento legal de viaje de mayor categoría. Éste se otorga en casi todos los Estados, con sujeción a su legislación interna, a los altos dignatarios de la nación, a los agentes diplomáticos, y por extensión, a los miembros de la familia de éstos que formen parte de su casa”, de acuerdo con la Convención de Viena.

Hablar con Santos sobre el porqué no han informado al gobierno de Costa Rica del estatus de los hijos del presidente, no fue posible en toda la semana pasada. El viernes, cuando se le llamó, se declaró ocupado en la Cumbre del Clima, y dijo no hablaría del tema.

Directora de Migración

El 2 de noviembre, fecha en que La Nación, publicó la primera parte de su investigación, informando de las mansiones de Rivas en Costa Rica y de que los hijos del presidente Ortega son sus huéspedes, EL NUEVO DIARIO conversó vía telefónica con la directora General de Migración y Extranjería, María Antonieta Novoa, quien insistió en que los pasaportes diplomáticos los extiende la Cancillería, y que, por tanto, no era la más indicada para hablar del tema.

“Yo sólo te puedo responder por pasaportes ordinarios y pasaportes oficiales, y eso es lo que extendemos nosotros, todo lo que es diplomático es asunto de la Cancillería, y te agradecería que les preguntés a ellos”, dijo Novoa.

El viernes pasado intentamos hablar nuevamente con Novoa, pero no fue posible localizarla.

¿Fraude de simulación diplomática?

Mario Zamora, Director de Migración de Costa Rica, por otra parte, no quiso comentar respecto a la posibilidad que “los muchachos” puedan haber incurrido en el delito de “fraude de simulación de ser diplomáticos”, porque igual es única competencia de la Cancillería indagar sobre el particular.

“Tenés que abocarte a la Cancillería, pues ella es la que debe tener información de ellos. Sí te puedo afirmar que las veces que han ingresado ha sido con pasaporte diplomático”. ¿Cómo estudian? “Tampoco lo sé”, respondió Zamora, aunque sostuvo que lo que procede en el caso de que estudiaran, es tramitar el debido permiso.

Es decir, los tienen como simples y comunes extranjeros, empero, estudian en universidades privadas, y, salen y reingresan como “Pedro por su casa”, sin pagar visa.

Al consultar con autoridades de la Cancillería sobre la situación migratoria de los hijos del presidente Ortega y del presidente del Poder Electoral, se limitaron a decir que la desconocían, porque no están acreditados.

Entonces, ¿cualquier persona que tiene este tipo de pasaporte y sin estar acreditado puede hacer lo que quiera (estudiar, trabajar) y estar en el país el tiempo que quiera?, preguntamos, a lo que indicaron que por el momento no podían comentar al respecto.

El titular de Migración explicó que no tienen registro de algún estatus de los jóvenes, porque la ley no le da facultad, sino que corresponde a Cancillería.

Lo que sí afirmó es que hasta donde tiene conocimiento, en el país nunca un funcionario diplomático ha caído en el delito de “fraude de simulación de ser diplomáticos”.