•  |
  •  |
  • END

Sin duda alguna, 2010 será un año difícil para la Educación en Nicaragua, tomando en cuenta que el Ministerio de Educación cuenta con menos recursos para hacer frente a tantas demandas, comentó Mario Quintana, ex dirigente sindical del magisterio y miembro de la Coordinadora Civil.

Expresó que por dos años seguidos el gobierno aumentó el presupuesto de Educación, pasando del 3.2 al 3.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, fue insuficiente, ya que esta cartera necesita al menos el 7 por ciento del PIB para lograr incluir a más de medio millón de niños que están fuera de la escuela.

Reconoció que la gratuidad es un logro del Mined, pero esto debe ir acompañado de una serie de medidas integrales, con el fin de mantener al niño en las aulas.

“Un estudio reveló que el padre de familia tiene que invertir 700 dólares al año para que su hijo vaya a la escuela, y esto es un gran esfuerzo, tomando en cuenta los índices de desempleo que hay en el país”, expresó Quintana.

El ex dirigente sindical afirmó que los padres de familia deben apoyar la educación de sus hijos, pero no debe recaer en ellos el mantenimiento de los centros escolares, o el suministro de materiales escolares y de limpieza, ya que eso le corresponde al Ministerio de Educación.

Habrá mayor demanda

Quintana insistió en que la demanda de la sociedad civil de otorgar el 7 por ciento del PIB a Educación no era con un propósito partidario, sino de atender las múltiples demandas que tiene esta institución.

“Recordemos que este gobierno logró reducir el alto índice de analfabetismo. Se logró alfabetizar a más 500 mil personas que ahora piden una educación técnica, una continuación de su educación con un oficio para enfrentarse a la vida, y si esto no se logra, nos habremos quedado a mitad de camino”, dijo Quintana.

Otra de las demandas que tendrá el Mined es la contratación de 10 mil maestros para poder dar cobertura al medio millón de niños fuera del sistema escolar. Otro de los temas será la capacitación de profesores empíricos, que son casi el 35 por ciento de educadores en el país.

Hacen falta aulas

Además, dijo que el mismo titular del Mined, Miguel De Castilla, reconoció que hacen falta 17 mil aulas y reparar más de 10 mil que se encuentran en mal estado, muchas de las cuales no cuentan con agua potable ni con servicios higiénicos.

“De Castilla dijo que muchas escuelas estaban en condiciones lamentables, que hasta podían caerse, ya que en más de 30 años no se han hecho mejoras a estos centros educativos. Por falta de mantenimiento algunas hasta se cayeron y otras pueden caerse el próximo año, y esto lo dijo hasta el ministro”, afirmó el miembro de la Coordinadora Civil.

Quintana señaló que la implementación de nuevo currículo escolar demandará también mayores recursos, pues se tendrán que brindar libros de textos a los estudiantes, mejorar los laboratorios de los institutos, y otras metas ambiciosas que plantea el Mined.

“El tema salarial también estará presente, ya que los maestros seguirán demandando salario digno y justo, ya que sólo la canasta básica en el país está valorada en ocho mil 500 córdobas, y el salario del maestros es de tres mil 500 córdobas”. Todo esto seguirá siendo materia pendiente en 2010, concluyó Quintana.