Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

Es el momento de mantener abrigados a los niños, ya que las madrugadas que restan del año serán más frías, anunció el director general de Meteorología, Marcio Baca. El funcionario del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, explicó que esto se debe a un frente frío que proviene del Hemisferio Norte.

A consecuencia de este fenómeno natural, todo el país se vio afectado con lluvias dispersas, nubosidad y descenso de las temperaturas, especialmente en la zona de Matagalpa y de Jinotega.

“En las latitudes más altas se dieron tormentas de nieve, eso fue un indicador de que el frente frío tenía una estructura bastante fuerte, y logró alcanzar las zonas tropicales, en este caso la región centroamericana”, explicó Baca.

Madrugadas más frías

Comentó que en el país se mantendrá la nubosidad, y esto generará la penetración de masas de aire, lo que provocará una baja en la temperatura del país.

“Debido a que no habrá mucha radiación, la temperatura máxima podría ser de 31 grados Celsius, e incluso menos de 29 grados en la zona de Jinotega”, dijo el director de Meteorología del Ineter.

El ingeniero Baca afirmó que a causa del invierno en el Hemisferio Norte, las madrugadas en el país serán más frías, por eso recomendó a los padres de familia mantener abrigados a los niños, que son los más propensos a enfermarse por el cambio de temperatura, además de las personas de la tercera edad.

El meteorólogo explicó que “para esta época hay un descenso de la temperatura en las zonas más altas, e incluso en las zonas tropicales, ya que en este período el sol sale más tarde y se oculta más temprano. Hay menos radiación, lo que provoca los frentes fríos que se presentarán en este mes, y todavía en parte de enero”, refirió.

No afectará zonas costeras

Asimismo, indicó que a pesar de que habrá más corrientes de aire, esto no afectará la navegación, y tampoco generará un fuerte oleaje en las zonas costeras.

Baca dijo que en las zonas montañosas del norte de Nicaragua se mantendrán las lluvias dispersas, a causa de este frente frío.

21 de diciembre, Solsticio de invierno

Como consecuencia de la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita, el Sol, en su recorrido aparente en el cielo, cruza este plano en dos ocasiones al año, son los solsticios. En el Hemisferio Norte, el día del solsticio de invierno, el Sol sale en un punto del horizonte situado lo más al Sur posible, y el arco que traza hasta su puesta es el más corto y bajo del año; es por tanto, también, el día más corto y el que tiene la noche más larga.

El solsticio de invierno se consideró por las culturas antiguas como el principio del año, ya que a partir de esa fecha los días empezaban a alargarse, y se iniciaba el renacimiento de la Naturaleza. Los celtas, por ejemplo, consideraban que la rueda del año estaba, en ese momento, en su punto más bajo, y que a partir de ahí comenzaba su ciclo ascendente, y ello se celebraba de muy diversas maneras.

Acostumbraban a adornar las casas con guirnaldas de acebo y muérdago para protegerse de la visita de seres malignos no deseados. Los colores empleados para los adornos eran el rojo, símbolo del nacimiento, y el verde, símbolo de la tierra, ya que se consideraba que, al alargarse  los días, era cuando volvía a renacer la vida en la tierra. Esta tradición, con uno u otro nombre, perdura en nuestros días.

Cierran aeropuertos en Honduras

Autoridades de Aeronáutica Civil de Honduras cerraron ayer lunes tres aeropuertos del país, entre ellos el internacional de Toncontín, en Tegucigalpa, debido a una espesa capa de neblina que envolvía los sectores donde están ubicadas las terminales, informó la emisora HRN.

Varios vuelos que partían en horas de la mañana del lunes de Toncontín fueron cancelados, debido a la escasa visibilidad derivada de las intensas lluvias que cayeron en la capital y en otras partes del país durante la noche del domingo.

Los otros dos aeropuertos cerrados hasta que mejore la visibilidad son el de Roatán y La Ceiba, en la zona norte de Honduras, agregó el informe de Aeronáutica Civil.

Todos los vuelos internacionales que tenían previsto arribar especialmente al Toncontín, este lunes, fueron desviados al aeropuerto de San Pedro Sula, unos 300 km al norte de la capital.

Alerta amarilla en El Salvador
La Dirección de Protección Civil de El Salvador decretó ayer lunes alerta amarilla por lluvias y por un frente frío que podrían generar problemas por la "vulnerabilidad" en distintas zonas del país.

"Debido a que ha llovido de manera continua y a que se espera que haya el ingreso de un nuevo núcleo de humedad que atravesará todo el país, manteniendo la continuidad de las lluvias, la Dirección General de Protección Civil, tomando en cuenta la delicada situación de vulnerabilidad, decreta alerta amarilla", señaló Protección Civil en un comunicado.

Según Protección Civil, distintas zonas del país han quedado en condición de "alta" vulnerabilidad tras las fuertes lluvias registradas en el país el 7 y el 8 de noviembre, que dejaron 199 muertos, "lo cual determina la existencia de situaciones de alta peligrosidad en distintas zonas".

Ante la declaratoria de alerta amarilla se activaron los comités de emergencia en los 14 departamentos del país, y se ha incrementado las labores de monitoreo para atender eventuales situaciones de emergencia entre la población.

Las lluvias intermitentes que desde el domingo bañan el territorio salvadoreño podrían permanecer hasta el martes, al igual que el frente frío que ha hecho descender las temperaturas.