Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Un patético silencio ha guardado la Cancillería en torno a los señalamientos de Costa Rica, en el sentido de que en Nicaragua no existe una democracia, sino una autocracia, así como los bochornosos episodios en que se ha visto involucrado el embajador nicaragüense en San José, Harold Rivas Reyes, luego de que la Cancillería tica le rechazara una solicitud de censura contra el diario La Nación.

Todo el panorama se ha agravado, pues el Ministerio de Relaciones Exteriores tampoco ha aclarado por qué los hijos de la pareja presidencial, Maurice y Laureano Ortega Murillo, así como Roberto Rivas Delgado, vástago del presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, utilizan un pasaporte diplomático para residir en Costa Rica e incluso estudiar en una universidad de ese país sin tener fórmula migratoria para ser residentes.

Ayer, el canciller de la República, Samuel Santos López, encargado de velar por la política de Estado de Nicaragua hacia el exterior, rehuyó el tema, y dio por finalizado abruptamente un período de preguntas y respuestas, improvisado con los periodistas, tras firmar una serie de convenios de cooperación con el embajador de Japón, Shinichi Saito. Hasta el momento se desconoce el tipo de pasaporte que utilizan los muchachos para viajar.

Ex embajador tico explica

Mientras tanto, el ex embajador de Costa Rica en Nicaragua, Rodrigo Carrera --actualmente en situación de disponibilidad--, señaló que todo el personal de una embajada y que tenga un pasaporte diplomático debe estar acreditado ante las autoridades del país receptor.

“Incluso, hay que estar actualizando. Creo que cada año, en el transcurso de mi gestión en Nicaragua, tenía que entregar la lista del personal acreditable por si había algún cambio”, señaló.

En el caso particular de los hermanos Ortega-Murillo y de Roberto Rivas Delgado, Carrera se mostró cauteloso al consultarle si deberían estar acreditados ante la Cancillería costarricense como funcionarios de la embajada nicaragüense en San José.

“Si quieren estar acreditados y tener las inmunidades que se otorgan… uno puede tener pasaporte diplomático y no estar acreditado, por ejemplo, un funcionario de la Cancillería costarricense que viaja por Centroamérica, puede hacerlo con su pasaporte diplomático, pero no disfrutar de privilegios como comprar un automóvil, etc.”, señaló.

En torno al estatus migratorio de los jóvenes, Carrera señaló que si están estudiando en una universidad tica, deberían contar con una visa de estudiante, aunque señaló que no conoce el caso en particular.

“Yo no sé en calidad de qué están, pero imagino que deben tener visa de estudiante. O tienen una visa corriente, pero como estudiantes tendrían que gestionar una visa de estudiante, aunque tengan pasaporte diplomático”, enfatizó.

El ex embajador de Costa Rica en Nicaragua, Rodrigo Carrera, explicó que el tipo de pasaporte con el que viaje cada ciudadano “está normado por el derecho interno de cada país”.

Ejemplos de su país

“En Costa Rica sólo existen dos tipos de pasaportes que da la Cancillería: uno es el diplomático, al cual tienen derecho las personas que ejercen funciones diplomáticas… y el otro es un pasaporte de servicios que se da a los funcionarios de la embajada de Costa Rica, que pueden ser desde funcionarios administrativos de la embajada, hasta la secretaría, etc.”

Según Carrera, los pasaportes entregados por Cancillería a los funcionarios administrativos de las embajadas gozan de ciertas prerrogativas, pero no de las inmunidades diplomáticas propiamente dichas.

“El pasaporte diplomático lo pueden tener (en Costa Rica) los diplomáticos, por supuesto el Presidente y los ministros, y los hijos que dependan de él, menores de 25 años”, explicó.

Sin embargo, Carrera advirtió que el uso del pasaporte diplomático no otorga el derecho, por ejemplo, de negarse que le registren las maletas en la aduana correspondiente. “Es una cortesía que se da (al usuario del pasaporte)”, expresó.