•  |
  •  |
  • END

De buen humor, pícaro como acostumbra ser Salvador Cardenal, se presentó la tarde de ayer para compartir con los medios de comunicación el reconocimiento que le entregó la Alcaldía de Managua.

El cantautor nicaragüense Salvador Cardenal, integrante del Dúo Guardabarranco, recibió ayer la Orden Cultural “Salvador Cardenal Argüello” por parte de la municipalidad de Managua. Esta distinción se entrega a personajes que sobresalen por su trayectoria y calidad artística.

La idea de entregar la orden nace de Kamilo Lara, Presidente del Foro Nacional de Reciclaje, Fonare. Tras someterse a votación, finalmente el pasado viernes se decidió materializar el reconocimiento.

Tras recibir una medalla y un diploma, Cardenal expresó sentirse orgulloso de recibir una orden que lleva el nombre de su abuelo, y agradeció al pueblo por el apoyo recibido durante su hospitalización.

“Nací con la música en el corazón y nunca esperé ninguna retribución por ello. Para mí es un placer hacer canciones, me llena de alegría y de satisfacción”, expresó.

Agregó que la razón de su música es la defensa al medio ambiente, y lamentó que años atrás los abuelos disfrutaban de los ríos limpios y que la niñez de hoy conoce la basura que abunda en las aguas.

“Verde verdad”

Su amor por la naturaleza seguirá. De hecho, ultima los detalles de su nuevo disco “Verde Verdad”, grabado en acústico y con letras meramente ecológicas.

Salvador dijo que cuando le diagnosticaron la enfermedad llamada Crioglobulinemia, le dieron 10 años de vida. Según él, lleva ya nueve, y todo sigue igual. Dejó claro que “No pienso morirme ahorita. Sigo… ”.

El próximo año abrirá en conjunto con la Alcaldía de Managua un museo con sus obras. Además, en febrero se prepara un festival musical que lleva su nombre.

Agradecido con el gobierno

Salvador Cardenal, durante la conferencia de prensa, agradeció al gobierno por pagar su hospitalización y los medicamentos. “Ningún otro gobierno me había querido así”, dijo.

Agregó que el gobierno no le ha pedido “nada raro” a cambio, y aclaró que él no pertenece a ningún partido. De manera cómica dijo: “No pertenezco a un ningún partido, sino a un entero llamado Nicaragua”.