•  |
  •  |
  • END

Como ocurría en los tiempos de la dictadura familiar de los Somoza, cuando se bautizaban calles, estadios y puertos, entre otros, con el apellido del dinasta, ayer se anunció la aparición de una federación con el nombre del presidente Ortega, que, además, con dinero de una Venezuela en serios aprietos económicos, importará vehículos nuevos y usados, financiados por otro tentáculo del ALBA: “Alba-autos”.

La nueva empresa, al parecer, también entrará con fuerza en el sector del transporte, a juzgar por lo que dice un representante de la “Federación Nacional de Transportistas Revolucionarios Daniel 11 de Noviembre”, pues también será una afianzadora, como las que existían también en aquellos tiempones del somocismo, ligadas a la Guardia Nacional.

“Nos agarraron la seña”
Alba-autos es una iniciativa que vendrá a generar beneficios, además del culto al Presidente, al sector de los taxistas, al importar autos desde Corea, Japón y Rusia.

William Antonio León, Presidente de la “Daniel 11 de Noviembre”, afirmó que han trabajado con el gobierno para dar solución a los principales problemas que enfrentan los taxistas, ya que el año pasado al menos unos 200 conductores perdieron su vehículo por no poder pagarlo.

“A los taxistas les quitan los vehículos por problemas de pago, porque acordate que los coreanos te dicen: ‘Vas a darme 10 dólares diarios’, vale 7 mil 500 dólares un carro (año) 2001 financiado, a muchos compañeros les han quitado los vehículos, pierden su concesión y pierden todo, todos estos planteamientos se los hicimos al gobierno y nos agarró la seña”, manifestó.

El gobierno, supuestamente, importará en un inicio unos 2 mil vehículos entre usados y nuevos --coreanos y japoneses-- de las diferentes marcas que se fabrican en estos países.

¿Carros para todos?

León aseguró que con la importación de carros se verá beneficiada la Federación que representa, otras organizaciones de taxis del país y los taxistas independientes que deseen acceder a un crédito.

“Lo único que debemos tener es la cultura de pago, porque van a bajos costos, pero hay que pagar… el taxista independiente tiene que ir a Caruna (Caja Rural Nacional), y la misma empresa le va a dar, avalado por el mismo Instituto (Regulador del Transporte) y nosotros, pero él no se va a quedar fuera”.

Sin embargo, José Vidal Almendárez, Presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, Fenicootaxi, dijo desconocer las negociaciones anunciadas por León y las supuestas intenciones del gobierno en beneficiar a este gremio a través de la importación de vehículos.

“Públicamente, una versión oficial del gobierno no existe, y creo que si el gobierno va a impulsar un programa de beneficios para los transportistas debe ser para todas las cooperativas (porque) no puede ser algo excluyente, a mí esto me parece poco serio, porque aquí la instancia de comunicación del gobierno es la señora Rosario Murillo”, indicó Almendárez.

Caruna recuperará cartera

Lo cierto es que la confusión Estado-Partido-Empresa continuará, ya que León afirmó que los pagos por los Alba-autos tendrán que ser realizados en un área de Caruna relacionada con el transporte.

Llamamos al presidente de Caruna, Jorge Martínez, para confirmar lo dicho por León, pero éste no respondió, mientras la divulgadora de la cooperativa, Martha Oporta, dijo que iba a solicitar información sobre el tema, y que hoy nos darían una entrevista.

También llamamos a su celular al comandante Lenín Cerna, pero éste no contestó. Él ha estado organizando las reuniones con los transportistas en representación del gobierno.

León dijo que este próximo jueves, en conferencia de prensa, se anunciará en conjunto con representantes del gobierno una rebaja del combustible para el sector taxi. Almendares expresó que se han reunido con representantes del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor para analizar los altos costos del combustible, y que ese mismo día realizarán un pronunciamiento a favor del subsidio de los combustibles.

El presidente de la “Federación Daniel 11 de Noviembre” aseveró que próximamente estarán creando una nueva afianzadora para los vehículos de carga, buses y taxis, con el fin de bajar el costo de los seguros de los vehículos, de 110 dólares hasta por lo menos 80.