Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

El Director del Instituto de Medicina Legal, doctor Zacarías Duarte, confirmó que esta institución enfrenta dificultades cuando debe aportar pruebas para determinados delitos, sobre todo al tratarse de valoraciones sicológicas.

Esta situación fue señalada la semana pasada por el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, quien aseguró que Medicina Legal retrasa los procesos acusatorios porque entrega muy tarde las valoraciones médicas, principalmente todas las sicológicas.

“Una de las dificultades que enfrenta el IML en ocasiones que debe aportar pruebas para determinados delitos, son los términos establecidos por la ley. Esos términos son cortos y no permiten que todo el proceso de investigación se pueda cumplir”, explicó el galeno.

Falta personal

Según Duarte, cuando se trata de valoraciones psicológicas el problema es mayor por la falta de recursos humanos en esta área, ya que sólo cuentan con siete sicólogas forenses y dos siquiatras, para atender toda la demanda nacional.

“Cuando se hacen las solicitudes se tienen que programar citas un mes o dos meses después, ya que hay una demanda muy elevada a nivel nacional”, reiteró el médico.

La segunda limitante en esta área es que las valoraciones sicológicas no se hacen únicamente a las víctimas, sino al entorno familiar y en algunas ocasiones al social.

Es posible que en el segundo semestre de este año, se incorporen sicólogas de la Comisaría de la Mujer, para que en cada uno de los departamentos y municipios alejados de la capital, puedan hacer la valoración médico-legal, cuya demanda va de 5 mil a 6 mil casos al año, e incluso puede aumentar a 12 mil casos anuales, detalló el galeno.

Víctimas de agresión

Sobre la queja de las personas agredidas en disturbios ocurridos contra manifestaciones de la Coordinadora Civil en 2009, que afirman que no las atendieron de inmediato en el IML, como Leonor Martínez, a quien le fracturaron un brazo en octubre pasado, Duarte justificó que se debe a horarios de atención.

“Cuando hay una persona que tiene lesión física y acude en horario normal se atiende de manera inmediata, pero cuando acude por la noche, fines de semana o en días feriados, se tiene que programar, porque el médico que está de turno sólo atiende emergencias”, expresó el médico legal.

Mario Sánchez, de la Coordinadora Civil, dijo que el hecho de que Medicina Legal no haya citado a tiempo a los agredidos, ocasionó que el Ministerio Público perdiera esa evidencia, y que no acuse por otros delitos a los presuntos autores de la agresión.

A esto, el doctor Duarte respondió que no es necesario que la atención sea inmediata porque cada lesión tiene su evolución y el forense sabe interpretarla.