Róger Olivas
  •   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

Marineros del Distrito Naval del Pacífico (DNP) a bordo de una lancha rápida reiniciaron ayer la búsqueda del pescador Roberto Carlos Blandón, de 19 años, quien junto a sus colegas Silvio Noel Membreño, de 38 años y Henry Ponce, de 30, naufragaron a bordo de la lancha “Yarala”, propiedad de Regina del Socorro Ponce, habitante del balneario de Jiquilillo.

Los dos últimos fueron rescatados con vida por miembros del DNP y por pescadores artesanales, no así el joven Blandón, quien desde las diez de la noche del cinco de enero se encuentra desaparecido en alta mar.

Ponce explicó que el joven se zafó de sus manos y se hundió junto a la embarcación por lo que son pocas las esperanzas de hallarlo con vida, aunque sus familiares están aferrados a un milagro.

El capitán de fragata Antonio Salvador Santos, jefe del DNP, confirmó que a la búsqueda se sumarán pescadores que saldrán a su rutina diaria a bordo de seis barcos, y ubicarán a una persona como observador.

“Recorreremos 200 millas desde Aserradores, Padre Ramos hasta el balneario de Poneloya. Hemos solicitado la colaboración de pescadores y de la Fuerza Naval de El Salvador para que en caso de localizar al pescador avisen”, dijo el jefe naval, quien apuntó que suspendieron la búsqueda debido a los fuertes vientos.