Carlos Larios
  •  |
  •  |

El índice de delitos en el departamento de Rivas aumentó el año pasado en relación con 2008, mientras que en Boaco disminuyó, aunque en este último lugar aumentaron los homicidios y asesinatos, informaron los jefes policiales respectivos.

El comisionado mayor Carlos Espinoza García, jefe de la Policía de Rivas, dijo que el año pasado se registraron 3,900 delitos, mientras que en 2008 hubo 3,300. Aseveró que el promedio de ilícitos que ocurren es de 11 delitos diarios, y prevalecen los robos en sus diferentes modalidades.

Espinoza aseveró que uno de los principales hechos que ocurren en Rivas es el relacionado con el narcotráfico. El año pasado la Policía ocupó más de 500 kilos de cocaína y más de 120 óvulos de heroína en la frontera con Costa Rica.

Menos delitos en Boaco
La comisionada mayor Miriam Zamora, jefa de la Policía de Boaco, indicó que el año pasado registraron seis asesinatos, cinco más que en 2008, mientras que conocieron de ocho homicidios, uno más que durante el período anterior. “Logramos determinar que hubo ingesta de licor en el caso de algunos homicidios, y otros fueron pasada de cuenta”, explicó.  

La actividad delictiva en general disminuyó en Boaco el año pasado en relación con el período anterior. En 2009 se registraron un mil 946 delitos, de los cuales 1,303 se remitieron al Ministerio Público para una efectividad policial del 67%, mientras que en 2008 se registraron 2,095.

Uno de los delitos que disminuyeron fue el abigeato con 173, mientras que en 2008 se registraron 190, para una disminución de 17 casos. Los robos con fuerza sumaron 273  en 2008, y se registraron  227 en 2009, mientras que el año pasado hubo 44 robos con intimidación, 17 menos que en 2008.  

No hay pandillas
Los jefes policiales consultados dijeron que en sus territorios no hay presencia de pandillas, y que han implementado planes dirigidos a persuadir a los jóvenes para que no integren grupos juveniles delincuenciales.

“En la propia cabecera de Boaco había varios grupos, pero los hemos logrado integrar en diferentes equipos de deportes, ellos ya no están molestando tanto como antes, ellos están haciendo una vida normal y tranquila, pero en Tecolostote tenemos dos grupitos que se hacen llamar “Los Penachos” y “Los Polvosos”, que no son pandilleros, pero a veces se ponen en un lugar a molestar”, manifestó Zamora.