Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega anunció ayer que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) desembolsará 45 millones de dólares para financiar la construcción de 4 mil 800 casas de interés social.

El director ejecutivo del INSS, Roberto López, explicó que los asegurados que tengan al menos siete años de cotizar, con base en la Ley de Vivienda Social, podrían pedir un adelanto de su indemnización para darlo como prima para comprar la casa. ¿Y los causales por los que se pierde la indemnización?
El programa fue consensuado con el Banco de la Producción (Banpro), Banco de Finanzas, Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro) y Banco de América Central, los que manejarán los créditos hipotecarios con tasas de intereses del ocho por ciento.

López calificó las condiciones como “nunca vistas en el país”, y agregó que las urbanizaciones serán aprobadas por el Instituto de la Vivienda (Invur). El precio de la vivienda no ascenderá los 30 mil dólares.

“Los bancos se han comprometido en tratar de obtener líneas de créditos adicionales, para apoyar la implementación de Ley de Vivienda de Interés Social”, dijo López.

El presidente compareció junto a los banqueros para anunciar el programa que, según él, será complementado con los proyectos de viviendas que se manejan dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y los que manejan las alcaldías.

“A esto hay que agregar el programa de Una Casa Mejor, que tiene como meta 2 mil 450 viviendas. Eso nos daría 6 mil 700 vivienda en estos dos programas”, expresó el presidente Ortega, quien sostuvo que es mejor “que no esté ese dinero dormido en el INSS ni dormido en los bancos”.

A criterio del presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dicho proyecto “le dará una dinámica a la parte constructiva”.