•  |
  •  |
  • END

El ministro de Educación, Miguel De Castilla, dio a conocer ayer el convenio colectivo magisterial que firmó “bajo la mesa” con los sindicatos pro gobierno el pasado seis de enero, en el que excluyeron a los docentes independientes, quienes catalogan el acuerdo como “ilegal y discriminatorio”.

En horas de la mañana, De Castilla se reunió con los representantes de los 12 sindicatos encabezados por la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, que supuestamente apoyaron el nuevo convenio colectivo, el cual tuvo un incremento de 20 millones de córdobas y beneficiará a todos, incluyendo a los “excluidos”.

El titular del Mined anunció que “hemos llegado a un acuerdo muy importante que beneficia al magisterio nacional. Nosotros con mucho gusto lo anunciamos hoy. Como Ministerio de Educación queremos declararlo con beneplácito. Esto es de mucha importancia, porque trae sosiego, estabilidad en los maestros y en todo el gremio magisterial. Esto contribuye mucho a la estabilidad de nuestro sistema educativo escolar”.

Independientes insisten en huelga

Unas dos horas después de que De Castilla y los sindicalistas anunciaran los términos acordados en el convenio, llegó a las inmediaciones de la sede central del Mined un grupo de maestros independientes de distintas partes del país, para reclamarle al ministro la exclusión en la negociación y firma del acuerdo magisterial, además de reiterar las amenazas de una huelga si no hay aumento salarial.

“Ese convenio no es legal. Lo firmaron por debajo de la mesa, ¿por qué no nos llamaron? Porque tienen miedo. Nosotros introdujimos nuestro pliego petitorio ante el Mitrab y fue aceptado, por lo tanto, no puede convocar a otras partes que no han introducido nada. Por otro lado, en vacaciones no se llama a los maestros para firmar convenio, es manipulación total, violaron la ley. No nos llamaron. No vamos a aceptar ese convenio, contamos con el apoyo de los 49 mil maestros que estamos con hambre con ese sueldo miserable, expresó Ena Fuertes, dirigente de la Unidad Sindical Magisterial.

Por su lado, José Antonio Zepeda, dirigente sindical de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, expresó que “solicitamos como manda el Código del Trabajo al Ministerio del Trabajo, una revisión del convenio colectivo que aún está vigente, y decidimos mantener en términos generales este convenio, con la diferencia de que esta vez se incrementará el monto, antes era de 63 millones de córdobas, ahora será de 83 millones”.

“Convenio beneficia a todos”

“Esta cantidad, obviamente, viene a dar más beneficios y más cobertura a los compañeros y a las compañeras trabajadores del Ministerio de Educación, de tal manera que este convenio beneficia a los 52 mil trabajadores de esta institución. Aquí no se excluye a nadie, ni a los que no firmaron, porque ellos decidieron irse por otra vía; nosotros optamos por la negociación y lo hemos logrado”, agregó Zepeda.

El convenio firmado por una parte de los sindicalistas contempla tres aspectos: la parte social, es decir, aquellos beneficios en cuanto a permisos por cualquier índole que se solicite; la económica, que se refiere a la disposición de transporte urbano, y los beneficios laborales, para garantizarle estabilidad laboral a todo el gremio.

“Lo más fuerte del convenio es que en salud hemos crecido en tres millones de córdobas. Esto implica que pasamos de cubrir a 5 mil 400 maestros a 18 mil educadores a nivel nacional; esto va a permitir que los maestros sean atendidos por enfermedades graves que no cubre el Seguro Social”, señaló Zepeda.

Sin embargo, los educadores independientes, aducen que tal convenio no existe, porque no se ha negociado nada. “Nosotros no somos borregos para hacer lo que ellos quieren, porque han querido doblegarnos, por eso decimos ni un paso atrás, como ellos mismos nos han enseñado”, declaró el profesor José Dolores Ocampo, uno de los que se oponen al acuerdo.

Por otro lado, los docentes anunciaron que habrá huelga si no hay aumento salarial, y exigen que sea de 92 dólares para los profesores de primaria y de 106 para los de secundaria.

Es lamentable el doble discurso del ministro De Castilla, cuando él mismo nos decía: “Maestros, luchen por un salario justo, ustedes tienen ese derecho”, por eso le decimos que sea consecuente. Aquí José Antonio Zepeda no nos representa; él cree que sin Anden no somos nada, pero se lo vamos a demostrar a como lo hicimos el año pasado, pero esta vez más fuertes y unidos que nunca”, precisó el profesor José Eugenio Vázquez Rosales, de Rivas.