•   Madrid / EL PAÍS  |
  •  |
  •  |
  • END

La guardia civil María Consuelo López, amiga de la subinspectora de Policía desaparecida Rosa Crespo Biel, consiguió sobrevivir al terremoto de Haití al lanzarse desde la ventana de un segundo piso. El País recibió este mensaje, en el que cuenta la experiencia que vivió:
‘Hola a todos! No tengo otro medio de comunicarme que internet y no siempre. Estoy bien, no preocuparos por mí, sólo tengo una fractura en un hombro, pero no se puede hacer nada por el momento, pero yo he tenido mucha suerte. Sólo os puedo decir que las imágenes no reflejan la realidad de lo que está ocurriendo, es aún mucho peor y triste que las imágenes que os están llegando. Hay miles de muertos, en las calles, bajo los escombros, y los heridos se cuentan por millares.

El edificio donde yo estaba trabajando en el momento del terremoto, de 7 plantas, se vino abajo por completo. Yo pude saltar por una ventana desde la segunda planta, pero algunos de mis compañeros no han tenido la misma suerte. Se sigue buscando a mi amiga y compañera de la Policía Nacional, Rosa, que estaba conmigo cuando el edificio se vino abajo. Aún se duerme en las calles y en mi caso en el campamento de Logbase de UN.

La gente tiene miedo a las réplicas que se han repetido constantemente. No ha quedado nada en pie... nada. Mi casa también se derrumbó, así que no tengo nada, sólo lo puesto... y lo más importante, la vida (no esperéis regalitos que tenía para vosotros ya que están bajo los escombros).

Espera por ayuda

Estamos esperando que llegue la ayuda, aunque creo que ya ha comenzado a llegar. Yo no tengo ropa, pero eso es lo de menos. Porque tenemos comida y agua.

En la calle, no tienen nada, ni comida ni agua... Se necesitan medicamentos y gente que pueda echar una mano, pero todo está muy complicado y es el caos... y la desesperación.

Bueno, esto es todo lo que puedo contar por el momento... no se cuándo podré conectarme a internet. Yo sigo trabajando... haciendo lo que puedo desde mi puesto de trabajo, el centro de Operaciones Policiales, y están llegando buenas noticias... en el HQ (donde yo estaba trabajando el día del terremoto) se han escuchado voces, (Dios mío... todavía hay gente con vida) y estamos mandando los equipos de rescate.

Os doy las gracias a todos, porque me habéis demostrado que sois mis amigos, que no estoy sola y que me queréis... Muchas Gracias a todos. Nos vemos pronto. Besos. Lo mismo pienso de mi familia, que aunque siempre los tengo cerca, no paro de darles sustos... No me olvidéis, que aunque sigo teniendo miedo no me arrepiento de estar aquí. Chao.’