•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Tras el asedio de un grupo de investigadores, Kenet Lenín Meneses Vega, de 31 años, originario de Chichigalpa, autor del hurto de 2 millones 49 mil 600 córdobas y 8 mil dólares, en contra de la sucursal del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro) Chinandega, se entregó por recomendación de su abogado ante la delegación policial de Chinandega.

Tras ser circulado por la Policía, Meneses Vega --con domicilio en la ciudad de El Viejo, y quien laboró siete años para la entidad bancaria, últimamente como encargado de la bóveda-- merodeó por el sector de Somotillo, cerca de la frontera de El Guasaule, pero no salió del país porque, según él, no tenía dinero para cruzar la frontera.

Inexplicablemente, Meneses Vega, nervioso, relató que “el dinero se había usado”, aunque no especificó para qué fines, pues en menos de una semana dilapidó el botín.

El detenido exoneró de culpa a Wilber Sequeira, de 37 años, ex responsable de operaciones de la sucursal Bancentro, quien está detenido porque de acuerdo con declaraciones del comisionado Douglas Pichardo Ramírez, jefe de la Policía de Chinandega, desconectó un cable para que una de las cámaras instaladas en el banco no filmara cuando Kenet sustrajo el dinero de la bóveda.

El jefe policial confirmó, además, la detención de Olga María Venerio Santos, de 38 años, quien laboraba como encargada de cajas, quien de acuerdo con las investigaciones, está implicada directamente con Meneses Vega en el hurto millonario.

Soportaban faltantes con dinero de cajero automático

El comisionado Pichardo Ramírez indicó que debido a la estrecha vinculación de Venerio Santos y de Meneses Vega, sacaron el dinero de la bóveda, y cuando hacían el arqueo, los faltantes diarios de dinero lo soportaban con dinero del cajero automático.

“Kenet aseguró en una entrevista a nuestros investigadores que entregó 500 mil córdobas a Olga María para cancelar pago de cuatro tarjetas de crédito a nombre de ésta, las cuales siempre se mantenían recargadas. De acuerdo con nuestras investigaciones, el dinero era sustraído desde hace varios meses, y aunque el capital no aparece, presentaremos como pruebas sus declaraciones, videos, huellas, y los bolsos en que sacaron el dinero”, afirmó el oficial.

La ex encargada de cajas y el ex encargado de operaciones, quienes ocultaron el rostro, recibieron prisión preventiva durante la audiencia preliminar realizada el sábado último. Mientras la tarde del lunes, el ex encargado de la bóveda, fue llevado al juzgado de Audiencias de Chinandega, y todo hace indicar que recibió la misma medida.

El jefe policial dijo que los tres detenidos fueron remitidos al Ministerio Publico por hurto agravado, y sólo falta afinar algunos detalles para concluir definitivamente la investigación.