•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Nicaragua espera incorporar este año a más de 1,6 millones de niños al sistema de enseñanza pública, que se ofrece en forma gratuita por cuarto año consecutivo para favorecer el acceso a los más pobres, informó el ministro de Educación, Miguel De Castilla.

“El piso que tenemos es de un millón 600 mil niños, y nuestro techo es el cielo. Este año se realizará una matrícula universal, es decir que toda persona de tres a 65 años puede asistir a la escuela”, expresó el titular de esta cartera, durante un recorrido por el Instituto “Ramírez Goyena”.

La meta educativa plantea un crecimiento de más del 10% respecto a los 1,4 millones de estudiantes que se matricularon en 2009, de los cuales se estima que 6% desertó debido a problemas económicos, indicó el Ministerio de Educación. Integrar a los sectores pobres al sistema educativo "es una tarea muy difícil", pese a las facilidades que brinda el gobierno, admitió De Castilla.

Oficialmente, se estima que cada año entre 700.000 y 800.000 niños en edad escolar quedan fuera del sistema educativo en Nicaragua. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por su parte, calcula que sólo 27 de cada 100 niños terminan la educación primaria en Nicaragua.

De Castilla insistió en que ningún niño se debe quedar sin cupo, ya que la educación es gratuita, y tampoco se exigirá el uniforme en los centros públicos del país. Indicó que los alumnos más pobres tendrán garantizado la mochila, uniforme, y zapatos, con el fin de lograr la retención escolar.

El período de inscripción inició hoy en más de 8.000 centros de primaria y secundaria del país y finalizará el próximo 29 de enero. Sin embargo, el ministro de Educación dijo que una vez vencido el plazo, los padres podrán seguir matriculando a sus hijos en los centros del Estado, pues la orientación es que nadie se quede sin estudiar.