•  |
  •  |
  • END

Las evidencias presentadas ayer por EL NUEVO DIARIO, que demuestran que el orteguismo fue quien adquirió Canal 8, provocaron la reacción de diversas voces del gremio periodístico nacional, que por un lado vieron en la operación un avance gigantesco de la pareja presidencial en su intención de controlar los medios de comunicación, mientras otros vieron positiva la acción porque, según su criterio, “democratiza la información”.

El periodista Carlos Fernando Chamorro dijo que a pesar de la negativa de Carlos Briceño Lovo de revelar la identidad de quiénes le habían comprado la televisora, ha quedado claro que se trata de la familia gobernante, que poco a poco, según él, camina hacia lo que en economía se denomina oligopolio, y que en Italia le llaman “oligarquía mediática”.

El catedrático de Comunicación, periodista y escritor, Guillermo Cortés Domínguez, dijo que a pesar de que los voceros del orteguismo han dicho que no habrá cambios drásticos en la programación de Canal 8, su historial de tolerancia y respeto a las opiniones que no les favorecen, tiene un saldo altamente negativo.

“Observando el contenido y la agenda de los medios de la familia (presidencial), no dudo que el Canal 8 continuará (esa) política informativa. Las empresas que poseen o controlan reproducen lo mismo, así que no espero comunicación autocrítica, mucho menos correctiva de actos o palabras provenientes de funcionarios estatales o directivos partidarios ligados a la pareja”, dijo por su lado el periodista Sergio Simpson.

EL NUEVO DIARIO presentó ayer evidencias de que el orteguismo fue quien compró Canal 8, con fotografías de trabajadores de esa televisora ingresando a la Secretaría del Frente Sandinista, donde fueron convocados por el periodista oficialista Alberto Mora, para participar en una reunión con él y con Juan Carlos Ortega Murillo, hijo de la pareja presidencial. Ambos personajes llegaron ayer por la tarde a las instalaciones de la estación televisiva.

“Es saludable”, dice Presidente de UPN

Roberto Larios, Presidente de la Unión de Periodistas de Nicaragua, UPN, consideró que la operación de traspaso de Telenica Canal 8, “es saludable para el estado de la democracia en Nicaragua, y en especial para la situación de la libertad de expresión y de información como derechos del pueblo”.

Añadió que la reacción en contra de esta transacción “es la del monopolio”, que, según él, maneja la familia Chamorro en los dos periódicos de circulación nacional.

“Esto significa que el monopolio no quiere monopolio, y se debe a que creen que la familia Chamorro es la única que puede tener monopolio en Nicaragua”, dijo Larios, dejando claro que la familia gobernante construye su monopolio mediático.

“Nosotros esperamos que las nuevas autoridades del Canal mantengan una agenda informativa más abierta y orientada a los problemas sociales de la población, y menos hacia la confrontación política”, añadió Larios, quien dijo estará expectante a que las nuevas autoridades cumplan con su compromiso de mantener la estabilidad laboral.

Avanza proyecto autoritario, dice titular de APN

El presidente de la Asociación de Periodistas de Nicaragua, APN, Róger Suárez, afirmó que el país es testigo de un cambio radical que se traduce en un control gubernamental de los medios de comunicación.

“Esto es un paso más en la avanzada del proyecto autoritario, porque ha mantenido su política de secretismo, de ahogo publicitario a los periodistas independientes, y le vienen a poner la tapa al pomo con la compra de medios de televisión abierta y de emisoras, todo para controlar a las voces críticas”, dijo Suárez.

Simpson expresó que en el corto plazo no habrá diferencia con lo que se ve en Canal 4, pues no habrá lugar para la pluralidad de enfoques y voces. “Ellos no generan debate, no logran poner en agenda sus actos acertados, no contribuyen al análisis, con diversidad de propuestas, sino que se dedican a loar al matrimonio presidencial”, afirmó.

“Hay que esperar”, dice Laguna

Leonel Laguna, titular del Colegio de Periodistas de Nicaragua, CPN, dijo que es aventurado y apresurado, sacar conclusiones.

“Creo que tendremos que esperar unos tres meses para ver el manejo que le van a dar los nuevos dueños del Canal, porque mientras no vayan a cerrar espacios privados o haya represión contra periodistas que ya tienen un esquema de trabajo, creo que no es posible valorar si habrá merma en materia de libertad de expresión”, dijo.

En el caso de la posible salida de Carlos Fernando Chamorro, dijo que no le gustaría pronosticar algo de manera categórica, “porque hasta el Ineter se equivoca cuando a veces dice que va a llover y es cuando más sol hace, y por eso es mejor esperar”.

“Yo no creo que haya avance del gobierno en control de los medios, porque los periódicos publican lo que quieren y hay diversidad de voces, noticieros y programas de entrevistas, es una exageración decir que los espacios independientes están extinguiéndose”, estimó Laguna.

“Orteguismo controla medios audiovisuales”

Cortés Domínguez señaló que el ambiente no resulta favorable para la libertad de expresión, tomando en cuenta que existe una política de comunicación de parte de los adquirentes de Canal 8, manifestada por tres años, que va dirigida a fortalecer al partido de gobierno y a la pareja presidencial.

“Algunos voceros de los compradores han dicho que la política informativa del Canal 8 no va a cambiar, y si fuera así sería positivo, pero conociendo el manejo que ha tenido el Frente con sus medios de comunicación, pues va a ser muy difícil que eso se cumpla, y menos con la proximidad de elecciones”, señaló.

Afirmó que la compra de la televisora “es la manifestación más grande de avance en el control mediático de parte del Frente, pero no podemos perder de vista cómo el Canal 2 dio una voltereta completa en su agenda, absteniéndose de continuar con sus programas de opinión y bajando su perfil crítico; Canal 8 ya venía reproduciendo discursos enteros, y así lo hacen 100 % Noticias y el Canal 23, es decir, no tratan de tomar lo que dice el canal oficial como insumo, sino como un enlatado que sólo deben poner al aire sin cuestionar nada”.

Carlos Fernando Chamorro:
“Ya sabemos a qué atenernos”
El periodista Carlos Fernando Chamorro reaccionó ayer indicando que las imágenes mostradas por END fueron más que elocuentes, y que demuestran a qué debe atenerse la población.

“Todo mundo sabe que la Secretaría es donde confluye el poder de la familia, el partido y el gobierno. No sólo es la sede del poder de ese partido, es la oficina perpetua inamovible, del comandante Ortega, donde también instaló la casa presidencial al lado de su residencia, entonces no podía ser mas elocuente y simbólico este debut a la luz pública de los nuevos dueños del Canal 8, con lo cual el público y la audiencia ya sabe a qué atenerse”.

Para Chamorro, aún hay muchas preguntas que despejar, como por qué los fondos del ALBA --que supuestamente son para el desarrollo nacional y para combatir la pobreza-- se usan para financiar un negocio privado y familiar, así como cuántos millones de dólares costó Canal 8, que extraoficialmente se conoce son 10.

Oligarquía mediática

“Ya eran los dueños de Canal 4 y ahora son los del 8, y disponen y abusan de tanto dinero, que seguramente pueden compran otros canales y radioemisoras. Además de ser dueños de dos canales de televisión, el grupo Ortega es dueño de dos emisoras de cobertura nacional, Radio Ya y Radio Sandino, que tampoco son del partido sandinista, sino de la familia Ortega. En economía, ese grado de control se llama oligopolio… en Italia le dicen oligarquía mediática”, afirmó
“Afortunadamente, ni siquiera a los mismos partidarios del gobierno les resulta creíble ese esquema de información unilateral y de culto a la personalidad del señor Ortega, y por eso es que el otro canal de televisión, el canal oficial, tiene unos niveles de audiencia bajísimos”, concluyó Chamorro.

Comandante Henry Ruiz, del Rescate al Sandinismo

“Posiblemente (el orteguismo) va a intentar (lo mismo) con el Canal 2, para tener un monopolio, que es la imagen que tienen tipos mafiosos, tipos Berlusconi que no deja de ser una práctica parecida en Nicaragua".

Jaime Morales, Vicepresidente de la República

“Tratándose de un medio de comunicación social y de la importancia como es del sector televisivo, creo que hay leyes que establecen que un porcentaje equis no puede ser propiedad de extranjeros, y creo que debe haber un control de nacionales en los medios de comunicación”, dijo el vicemandatario.

Agregó que es bueno saber si en la venta se expresa a nombre de quién está la licencia del transmisor del referido canal, porque “creo que los propietarios tienen establecido un cierto plazo” para usarla.