•   PEÑAS BLANCAS, RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El general y jefe del Ejército de Nicaragua, Omar Halleslevens Acevedo, aseguró durante su despedida del Cuarto Comando Militar, ubicado en Peñas Blancas, que se va de dicha institución contento y feliz, y dejó claro que no se puede ser eterno en las funciones.

El general Halleslevens brindó estas declaraciones al preguntársele si le gustaría optar a un cargo vitalicio, a propósito de las pretensiones del presidente Daniel Ortega, de prorrogar la permanencia de los altos mandos de la Policía y del Ejército.

Como parte de su repuesta, el general Halleslevens detalló que “la naturaleza marca que los seres humanos, nacen, crecen y mueren, y yo creo que en ese sentido las funciones nunca pueden ser eternas. Uno nace con esa función, tal vez alguna vez pequeño ni se me imaginó que pudiera llegar a ser jefe del Ejército, sin embargo poco a poco se fue aproximando esa meta y llegamos a comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, y esto está marcado por un período”, explicó.

Agregó que apoya la renovación en los mandos del Ejército, ya que según él es saludable y sana, y dejó entrever que prueba de sus palabras es el hecho de estar en el proceso de entrega a su sucesor, el mayor general Julio César Avilés Castillo, quien el próximo 21 de febrero se convertirá en el nuevo jefe de la institución castrense.

En la despedida realizada en el Cuarto Comando Militar, que cubre los departamentos de Rivas, Granada, Carazo y Masaya, participaron alcaldes, productores, ganaderos, representantes de instituciones del Estado y la sociedad civil, y muchos de ellos reconocieron la labor del general Halleslevens, entregándole reconocimientos.

En su intervención, el general Halleslevens manifestó que los ejes fundamentales del Ejército son la credibilidad, la profesionalidad, la institucionalidad y la modernización, y destacó la labor de sus subordinados en las tareas de apoyo a instituciones como Marena, Inafor y Policía Nacional, y la lucha contra el narcotráfico y contra el crimen organizado por tierra aire y mar, por lo que destacó que el recurso humano de la institución es muy capaz pese a las limitaciones.

A la vez, manifestó que se va del Ejército siendo el mismo Halleslevens, que inició su vida militar hace más de 30 años “como oficial, posteriormente como jefe de la naval, jefe del Estado Mayor, y ahora como comandante en jefe por cinco años, y tengo muchos recuerdos agradables y muchos antecedentes, son muchos en 30 años… algunos chistosos y otros dolorosos, pero no me gustaría recordarlos”.