Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

La creación de un Fondo Global para la Educación, que ayude a los países pobres invertir en este rubro es lo que propone la organización internacional Oxfam, luego que un estudio de la Unesco revelara que 72 millones de niños no asistirán a la escuela, debido a la crisis financiera mundial.

Nicaragua sería uno de los países que se beneficiaría del Fondo Global para la Educación, pues casi el 40% del presupuesto de esta cartera, es aportado con fondos de la cooperación internacional.

En 2010, al Ministerio de Educación se le asignó 63.3 millones de córdobas menos que en 2009, cuando recibió 5 mil 304 millones de córdobas de presupuesto, según los informes oficiales del Ministerio de Hacienda de Nicaragua.

“Oxfam ha pedido a los líderes del G8 y del G20 crear un Fondo Global para la Educación durante la cumbre anual, en junio, que tendrá lugar en Canadá”, dijo Katie Malouf de la organización Oxfam.

Este Fondo Global para la Educación abriría nuevas oportunidades al país para aumentar el gasto en un rubro tan vital para el desarrollo de la nación, señaló el informe de esta organización internacional.

Grandes desafíos en educación

Los desafíos del país en materia educativa son grandes, ya que veinte de cada cien niños de entre seis y doce años no asisten a la escuela, y es el país que deja más niños fuera de la escuela en Centroamérica.

La retención escolar es otro reto, pues de cada cien niños que se matriculan en primaria, menos de 60 concluyen el sexto grado. Es decir, que menos de la mitad de la población escolar adolescente asiste a la secundaria.

En el campo la situación se agrava aún más, ya que sólo dos de cada cien niños o niñas tienen acceso a la secundaria. Tal situación debe cambiar en el marco del actual proceso de matrícula escolar para el ciclo lectivo 2010-2011, señala el informe de Oxfam.

“Los bajos niveles de educación entre los pobres parecen estar restringiendo su acceso al sector más dinámico de la economía --el sector de la maquila--, ya que el empleo en estas empresas requiere haber aprobado una secundaria completa”, dijo el Banco Mundial en un Informe sobre Nicaragua.

La propuesta de Oxfam es que el país requiere duplicar la inversión en Educación hasta alcanzar una cifra correspondiente al 7% del PIB como mínimo, para alcanzar el ciento por ciento de culminación en las escolaridades primaria y secundaria, así como mejorar las condiciones salariales del sector docente nacional.

Una manera de lograr este presupuesto es con el apoyo de la cooperación internacional, sin embargo, el apoyo está fallando por culpa de una mala gestión de los recursos mundiales para la educación.

Sin control del BM

El informe de Oxfam destaca una disminución de más de 16 mil millones de dólares de la ayuda a la Iniciativa Educación para Todos, (conocida como FTI por sus siglas en inglés), lo cual evitará que países pobres como Nicaragua no logren la Metas del Milenio.

“Además de ser inadecuadamente financiada, la FTI sufre de un control demasiado importante del Banco Mundial, de un sistema de gobierno débil, de una falta de participación de los contribuidores y de una burocracia pesada”, comentó Malouf.

El informe de Oxfam recomienda reemplazar la FTI, con un Fondo Global para la Educación, independiente del Banco Mundial, que pueda operar de manera flexible y en asociación con los países pobres que necesitan urgentemente la construcción de escuelas y la contratación de maestros.