•  |
  •  |
  • END

El nuevo sismo de 6.1 grados en la escala de Richter, que la mañana de ayer alarmó a miles de haitianos, no generó nuevas víctimas, pero provocó que muchos edificios que estaban en buen estado se dañaran y otros que ya habían colapsado, se desplomaran definitivamente, aseguró el general de brigada del Ejército de Nicaragua, Mario Perezcassar, responsable de la Unidad de Rescate Humanitaria, URH, en Haití.

“Se ha recomendado de carácter obligatorio que todavía nadie puede dormir dentro de las casas. Todo el mundo está durmiendo en los patios en casas de campañas o en cualquier tipo de material de plástico. Yo creo que eso permitió que no hubiera más víctimas; sin embargo, fue sumamente fuerte y a todos nos asustó”, relató Perezcassar.

Rescates milagrosos

Aseguró que la brigada nicaragüense fue testigo de un milagro, luego que después de siete días de búsqueda, el lunes encontraran a dos personas con vida, para haber rescatado a un total de cuatro, sin embargo, hoy ya se descarta que algún haitiano pueda encontrase con vida.

“Los últimos dos que nosotros hallamos, que fue anteayer, ya no creíamos hallarlos, porque era el séptimo día del terremoto, sin embargo, para nosotros hay algún milagro, ya son muy pocas las brigadas que están en búsqueda y salvamento. Ahora hay una enorme cantidad de ciudadanos haitianos que requieren atención médica más especializada; estamos hablando de intervenciones quirúrgicas, de amputaciones y de operaciones”, expresó.

Este martes llegó a Haití una nueva brigada de ocho médicos nicaragüenses para fortalecer la atención a las víctimas del terremoto. Según el responsable de la URH, han brindado más de mil atenciones médicas.

“Sólo hoy llevamos un poco más de 200. Es un componente de 16 miembros el cuerpo médico; tenemos instrumentos y estamos tratando de hacer una colaboración para ser más efectivos con el componente cubano y el venezolano, que han traído alrededor de casi 400 médicos”, explicó Perezcassar, quien calculó que cuentan con insumos médicos para dar atenciones hasta el 27 de enero.

Disparos contra haitianos

El general de Brigada confirmó lo que han mencionado cadenas internacionales de noticias sobre disparos que están realizando algunos soldados en contra de los haitianos, con el fin de prevenir y de evitar los robos.

“Se le está disparando a la población para evitar el robo, por eso esa presencia militar tanto de los cascos azules como de los norteamericanos, se ha acentuado en función de eso”, expresó.

Mencionó que los saqueos por parte de los lugareños han disminuido, pero que existe un rechazo por parte de éstos hacia los militares.

“Hay una gran presencia militar norteamericana que se ha venido presentando día a día, y esto de alguna manera, lo que es robo y asalto, se ha disminuido”, indicó.

Añadió que los alimentos que envió Nicaragua y que llegaron este martes, han sido distribuidos en los albergues que está atendiendo el personal nicaragüense.

Dijo que las obras de escombreo han iniciado y ya se han incinerado unos 70 mil cadáveres en una fosa común, para evitar epidemias.

Mientras en Managua, el general Adolfo Zepeda, vocero del Ejército, descartó que Nicaragua mande soldados para realizar tareas relacionadas con la seguridad en Haití.

Explicó que será el presidente Daniel Ortega quien valore la posibilidad de enviar una tercera brigada de ayuda humanitaria a ese país.