•   Bluefields / RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Unos mil 500 campesinos mestizos del sector suroeste de Bluefields marcharon ayer por las calles de esta ciudad caribeña, para exigir la anulación de un título de propiedad comunitario que beneficia a una comunidad indígena y a otra negra, en un  territorio habitado por distintas etnias.

En la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, unas 33 comunidades mestizas tienen posesiones de lotes.

Pedro Sarantes, uno de los dirigentes campesinos de la comarca de Kukra River, señaló que el gobierno traicionó a 28 mil campesinos a los que ofreció otorgarles títulos individuales  de propiedad, en una reunión con autoridades de alto nivel, realizada el 13 de septiembre de 2009.

Por su parte, Marcelino Andino, dijo que los mestizos tienen una forma distinta de posesión de la tierra y no aceptan un régimen de propiedad comunitaria, como los indígenas y los creoles.

Amenazan con boicot

Marcos Hernández, dirigente  de los mestizos de Punta Gorda, advirtió al gobierno que en caso de seguir negándoles el derecho a la tierra, promovería un boicot para que Bluefields no reciba ningún tipo de abastecimiento de productos alimenticios.

Tampoco descartan acciones violentas, y no permitieron la acción de políticos que querían aprovecharse de la protesta, especialmente del diputado Francisco Sacasa Urcuyo, a quien tildan de terrateniente y enemigo de los campesinos.

El dirigente de la Resistencia Nicaragüense, José Hurtado, sugirió realizar otra marcha de protesta contra el parlamentario, porque ha quemado ranchos, destruido cultivos, enviado a que disparen contra los campesinos y que apresen a otros a los que pretende arrebatarles sus parcelas.

Demandan anulación de títulos

Pedro Sarantes informó que demandan ante el Juzgado de Distrito Civil de Bluefields, la anulación del título otorgado por el gobierno al pueblo rama y creole; también acusaron ante la Policía y el Ministerio Público, a los máximos directivos de la Conadeti (Comisión de Demarcación y Titulación Territorial), por desacato de una resolución del Tribunal de Apelaciones de Bluefields, que mandaba a suspender el proceso de demarcación y titulación del territorio que reivindican dichas etnias.

En nombre del gobierno, el delegado de Gobernación en la RAAS, Jimmy Henríquez y el Procurador de Justicia, Antonio Ortiz, ofrecieron una solución a la demanda de los campesinos, pero éstos los abuchearon y dijeron que no aceptan más negociaciones, sino la anulación del título comunitario de los rama y de los creole, y la entrega de títulos individuales a los mestizos.