•  |
  •  |
  • END

Los contralores colegiados no tienen ningún interés en conocer si el Canal 8 fue adquirido por el Estado o por privados ligados a la pareja presidencial, aun cuando quien ha aparecido hablando públicamente de la compra del medio de comunicación es el vocero oficialista Alberto Mora, que en medio de la enorme confusión Estado-partido-familia, no se sabe en nombre de quién comparece.

El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, dijo que tampoco están interesados en conocer el origen de los fondos de la compra de la televisora a Carlos Briceño, que se calcula, según fuentes ligadas a las negociaciones, en unos 10 millones de dólares, pues a su juicio se trata de una operación “entre privados”, en la cual el ente fiscalizador no tiene ninguna función que ejercer.

“No hay bienes públicos, el Canal 8 no es un canal del Estado, y si existe una licencia que es del Estado, su dueño (quien la tenía asignada) la puede transferir sin ningún problema; nosotros no tenemos ningún interés en ese tema, nadie lo ha propuesto, y hasta donde conozco el que hizo la venta es el señor Carlos Briceño”, dijo Argüello Poessy.

Mora es quien ha aparecido admitiendo “por la autoridad que se me ha conferido”, que el orteguismo adquirió la estación televisiva, sin especificar la sociedad que fue creada para ese fin, los socios que la conforman, el monto de la operación y de dónde salieron los fondos para ese fin.

Canal 8 lo adquirió “una fuerza política”

William Grigsby, antiguo crítico de la primera dama, Rosario Murillo, y hoy uno de los más férreos defensores del gobierno, comentó que la televisora que antes era de Carlos Briceño fue comprada por el partido de gobierno.

“El Canal 8 ha sido ahora adquirido por una fuerza política que va a respaldar el Proceso Revolucionario, y lo va a hacer desde una personalidad periodística diferente, desde la del Canal 8; no hay intención de adulterar esa personalidad, sino de fortalecerla. La instrucción que nosotros siempre hemos recibido es... vamos a tratar los temas con la verdad, y desde el respeto”, dijo Grigsby en sus comentarios publicados en el portal “Nicaragua Triunfa”.

¿Quiénes son las “otras personas”?

El periodista Carlos Fernando Chamorro, al hablar de la “reunión de pasillo” que tuvo en el Canal 8 con Alberto Mora el pasado martes por la noche, y en la cual le indicó que había disposición de los nuevos dueños de que continuara con sus dos programas en ese medio de comunicación, dijo que el vocero de la pareja presidencial no identificó a los nuevos dueños de la estación televisiva.

“La única versión que se conoce hasta ahora es la que ha brindado el vocero del canal oficial Alberto Mora… y en una breve plática de pasillo, aproveché para preguntarle si era el nuevo director de Canal 8, y me dijo que no; que él sólo está coordinando. Le pregunté entonces quién es el nuevo dueño del canal, y me respondió que eso tenía que preguntárselo a otras personas”.

“O sea, que Mora dice que representa a los nuevos dueños del Canal, habla en nombre de ellos, pero se niega a revelar en público sus identidades”, relató Chamorro, quien advirtió que no se prestará a legitimar “una farsa”, como calificó el reto del orteguismo, dejando entrever que sus días en el canal están contados y que lo abandonará voluntariamente.

Ayer END intentó hablar en todo el día con Mora, pero no fue posible localizarlo, ya que no respondió a las llamadas que le hicimos, y no fue posible dejarle mensajes, pues su buzón de correo estaba saturado.

Lo mismo ocurrió con el presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, Telcor, Orlando Castillo, que además de ser titular del ente regulador del espacio radioeléctrico, según las fuentes, participó activamente en las negociaciones de la estación televisiva, junto a Rafael Ortega, hijo mayor de la pareja presidencial, y Francisco López, ex hombre fuerte de Petronic y de Albanisa.

“Aunque ese señor Mora sea vocero del gobierno o de no sé quién, yo lo que te puedo decir es que no son bienes públicos, se trata de Canal 8 que es un bien privado, y respeto la opinión de los periodistas y de quienes piensan que deberíamos interesarnos en saber eso, pero no la comparto”, sostuvo Argüello Poessy.

“CGR con mismo argumento sobre ayuda venezolana”

El ex Procurador General de la República, Alberto Novoa, dijo que aunque es evidente que quienes se hicieron de Canal 8 son personas ligadas a la pareja presidencial, no existe mecanismo jurídico para que alguna entidad de fiscalización intervenga en el asunto.

“La posición de los contralores es igual a la que asumen cuando se les pide que auditen la ayuda venezolana, porque dicen que es privada y que no pueden meterse en nada”, dijo Novoa.

Indicó que desde el punto de vista jurídico “es complicado creer que alguna entidad pública puede intervenir en el caso, porque las acciones que eran de Carlos Briceño no las compró una persona natural, lo hizo una persona jurídica creada a través de una sociedad anónima, y por ley los contralores no pueden meterse ahí”.

“Lo que pasa es que por la confusión de intereses, cuando la población ve que el interlocutor que habla es el mismo vocero de la pareja, pues se concluye quién está detrás de todo, que es la familia gobernante, pero jurídicamente, para la Contraloría no hay espacio para llegar hasta ahí”, señaló.

“Lo positivo es que respetarán criterios”

El ex contralor de la República y todavía aliado del partido de gobierno en la Asamblea Nacional, Agustín Jarquín, dijo no ver nada anómalo en la transacción, pues se trató de una compra venta entre privados, y aunque quiso separar a la pareja presidencial de toda la operación, al final la ligó al indicar que lo más importante es que los adquirentes no correrán al periodista Carlos Fernando Chamorro.

“Lo positivo para mí es que los nuevos dueños han mostrado apertura y respeto para programas como el de Carlos Fernando, y hasta están dispuestos a renovarle el contrato, y me parece que debería renovarlo”, aconsejó Jarquín, quien no identifica a Alberto Mora como vocero de la pareja presidencial en este caso, sino como alguien que está autorizado por los compradores para hablar del asunto.

Mora ha sido delegado junto al hijo de la pareja presidencial, Juan Carlos Murillo, para conducir Telenica Canal 8.